Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Como piezas de un 'puzzle'

A veces las noticias son como piezas de un puzzle: vistas de manera aislada no parecen muy significativas, pero según las vas juntando te vas haciendo una idea de un panorama más amplio y coherente.Como me encantan los rompecabezas, me he dedicado desde hace algún tiempo a recomponer el puzzle informativo de las relaciones entre las diferentes instancias del Gobierno y la alta jerarquía eclesiástica.

El otro día se publicó otra pieza clave que ya me permite esbozar algo "la figura" de este tema: me refiero al recurso del Gobierno ante el Constitucional contra la Ley andaluza de Cajas de Ahorros, ley que amenaza seriamente los privilegios que la Iglesia aún mantiene en su poderosa red de cajas de ahorros cordobesa CajaSur.

La primera pieza clave se remonta, sin embargo, a hace más de dos años, con la noticia de que el alcalde de Madrid, Álvarez del Manzano, entregaba al arzobispo Antonio María Rouco Varela 17 parcelas de terreno, en una operación de permuta mediante la cual monseñor sale ganando en suelo el equivalente a 660 millones.

Entre estas parcelas se encuentra un solar contiguo a la basílica de San Francisco el Grande, que los vecinos de Lavapiés llevan años reclamando como parque público y que así venía contemplado en el PGU.

Pero nuestro alcalde prefiere que se levante ahí un edificio de administración arzobispal de cinco alturas y dos plantas de garaje.

Afortunadamente, este verano los vecinos se han rebelado y han ocupado el solar bautizándolo "el parque de la muy disputada Cornisa". A finales del verano se publicaba otra pieza más sabrosa (y perseguida): Hacienda garantiza a la Iglesia 21.000 millones anuales fijos, aparte de lo que ésta recaude mediante el IRPF (alrededor de 15.000 millones más).

Una tercera pieza viene a aclararnos poco después el panorama: un preacuerdo entre el arzobispado y el Ministerio de Educación mediante el cual éste cedería a las exigencias de la Iglesia en lo que respecta a la materia escolar de religión, a pesar de los sucesivos dictámenes en contra emitidos por el Tribunal Supremo.

Y aún hay más: otro oscuro acuerdo entre el Ayuntamiento y el arzobispado parecen estar al origen de la amenaza de desahucio que pesa sobre la Escuela Popular La Prospe, sita en Chamartín, el distrito con el precio del suelo más alto de España.

Por fortuna, de nuevo los vecinos se han opuesto a estas operaciones para defender a la escuela al grito de: "¡La Prospe resiste!".

Ahora el Gobierno está dispuesto a acudir al Constitucional para defender de nuevo los privilegios de la jerarquía católica y sus intereses bancarios.

Sin duda aún me faltan muchas piezas, pero ya puedo hacerme una buena idea del cuadro... Y la verdad es que este puzzle no me gusta nada.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de febrero de 2000