Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varios regidores consideran "una barbaridad" lo que ocurre en Madrid

El socialista José María Arteta, alcalde de Móstoles (196.500 habitantes), la segunda población con más habitantes de la región, calificó ayer de "barbaridad" que el regidor madrileño, José María Álvarez del Manzano, pagase viajes de su esposa con fondos municipales. Calificativos similares emplearon los alcaldes de Fuenlabrada (164.000 habitantes), Leganés (173.000) y Getafe (144.000), también del PSOE.Arteta no comprende cómo se puede hacer eso en Madrid, "cuando en Móstoles no se podría hacer". Sólo justifica el pago de gastos de representación para capítulos muy concretos, como comidas, pero nunca con familiares. "Es un tema muy delicado, porque muchas veces no se sabe muy bien dónde está la frontera cuando se habla de dinero público, pero en este caso me parece que el pago de los billetes de una esposa no es muy adecuado", asegura. El regidor mostoleño recuerda que su esposa le acompañó una vez a Bruselas, en un viaje con otros alcaldes, que pagó la Federación Madrileña de Municipios (FMM), y el billete de su cónyuge fue abonado, "como es natural", de su bolsillo.

Fuera de protocolo

El alcalde fuenlabreño, José Quintana, dudó incluso de la legalidad de la medida y recordó que las arcas municipales no deben sufragar los gastos de representación (en este caso, viajes) de los cónyuges de los cargos públicos. "Creo que todas estas personas están fuera del protocolo. En el reglamento de gobierno, desde luego, no se recogen estos pagos. Cuando menos, me parece hacer un mal uso de los fondos públicos, que podrían caer incluso en el delito", comentó Quintana.

Pedro Castro, alcalde de Getafe, calificó como "muy duro" y "reprobable" el pago de los billetes. Asegura que esa situación "nunca" se daría en el consistorio getafense: "Los familiares nunca viajan con los cargos públicos, pero, en el caso de que quisieran hacerlo, tendrían que presentar una factura certificada como que se ha pagado fuera de este Ayuntamiento".

"Los gastos sólo están para personas que están en un cargo público. Dudo mucho que, con la ley en la mano, se pueda hacer. Las dietas están estipuladas en las bases de acompañamiento de los presupuestos municipales y están dedicadas a los concejales o a los funcionarios, y no a los familiares. Yo, desde luego, nunca lo haría", explicó Castro.

El alcalde de Leganés, José Luis Pérez Ráez, señaló que cuando fue invitado por la ONU a unas conferencias en Quito pagó de su bolsillo el viaje de su esposa. Una situación similar la vivió cuando su familia le acompañó a Canarias en un acto oficial. Todos los billetes, salvo el suyo, fueron abonados de su cuenta privada. "Es lógico", señaló Pérez Ráez, "que se haga así".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de febrero de 2000