Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esquerra Republicana exige a CiU que cumpla todos los puntos del acuerdo que facilitó la investidura de Pujol

Esquerra Republicana (ERC) exigió ayer a Convergència i Unió (CiU) el cumplimiento de la totalidad del acuerdo suscrito en el debate de investidura de Jordi Pujol, que propició la abstención del partido republicano en la votación parlamentaria. El portavoz de Esquerra, Josep Huguet, denunció que algunos de los puntos de más calado del pacto no se han cumplido, cuando los plazos previstos para su ejecución expiran a finales de febrero. Por ejemplo, el parlamentario citó el compromiso de decretar una moratoria de un año para la construcción y puesta en funcionamiento de líneas de alta tensión y la creación de una comisión mixta sobre el reparto de la oferta de 30.000 nuevas plazas de guardería para niños de hasta tres años. Josep Huguet aseguró que la moratoria eléctrica ha topado con la oposición del consejero de Industria, Antoni Subirà, y con las presiones del sector industrial.

No obstante, el dirigente de ERC dio un aprobado al cumplimiento del pacto, ya que se han llevado a la práctica la mayoría de los 15 puntos que integraban el acuerdo. Entre otros, señaló la proposición de ley para regular la programación audiovisual distribuida por cable, las ayudas a las familias y la creación del Instituto Catalán de Industrias Culturales. ERC ha pedido a CiU una reunión urgente para intentar desbloquear los puntos que no se han cumplido.

Por otra parte, el programa electoral que Esquerra Republicana ha redactado para los comicios legislativos de marzo apuesta claramente por iniciar en España un proceso constituyente que desemboque en la redacción de una nueva Carta Magna que reconozca el derecho de Cataluña a la autodeterminación. El cabeza de lista de ERC en las elecciones generales, Joan Puigcercós, expuso ayer las líneas maestras del programa, en el transcurso de una conferencia que presentó el líder del partido, Josep Lluís Carod Rovira.

Los acuerdos programáticos firmados con otros partidos políticos responden a la voluntad de los republicanos de alcanzar estos objetivos nacionalistas y aplicar una política progresista en favor de "las clases populares", indicó Puigcercós. Además, Esquerra intentará formar en ambas cámaras un bloque de partidos nacionalistas para empujar a las fuerzas de izquierda de ámbito estatal a integrarse en este proyecto unitario. El primer paso ha sido, según el dirigente de Esquerra, la alianza suscrita con el Partit dels Socialistes e Iniciativa per Catalunya-Verds para presentarse unidos al Senado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de enero de 2000