La Universidad de Valencia afirma que un AVE directo es más rentable que el trazado por el sur

Las opciones sureñas del AVE diseñado por Fomento (la C y sus variantes) requieren necesariamente una nueva plataforma de alta velocidad entre Xàtiva y Valencia, de enorme impacto ambiental y paisajístico y de difícil solución técnica. Por contra, los trazados directos (A y B) pueden perfectamente prescindir de este tramo (y de otros) que Fomento les ha añadido sin justificar su necesidad en su coste total. La Universidad de Valencia, por medio de su Instituto de Robótica, ha analizado el estudio informativo expuesto por Fomento, le ha despojado de éste y otros sesgos favorables a la opción sur y ha concluido que los trazados directos son más rentables: tienen una mejor relación coste-beneficio.

Lógicamente, la principal crítica de la Universidad de Valencia, ya apuntada cuando se sacó el estudio de información, es que los tiempos de viaje que anuncia Fomento son muy poco creíbles ya que los datos introducidos corresponden a trenes que alcanzan 350 km/h de velocidad punta y medias que rondan los 300 km/h. Más aún cuando el propio presidente de Renfe, Miguel Corsini, descartó recientemente exigir esas puntas a las empresas que optarán al próximo concurso de trenes de alta velocidad: "No se puede exigir lo que no existe", dijo.Robótica hasta señala que el "optimismo [de los tiempos de viaje] llega a la incredulidad cuando se analizan los números de la opción sur, en la que aparecen velocidades comerciales tan altas como los 278 km/h, fuera de toda credibilidad cuando se pretende alcanzarlas reutilizando algunos tramos no diseñados como línea de alta velocidad [Albacete-La Encina y La Encina-Xàtiva], conteniendo además en su trazado algunas estaciones y nudos ferroviarios".

La Universidad también apunta que en el estudio los aspectos ambientales "penalizan seriamente la opción A sin buscar alternativas" mientras que "se tiende a soslayar" los impactos de la línea Valencia-Xàtiva, que para los expertos de Robótica son de peor solución.

El Instituto de Robótica, que ya solicitó la retirada del estudio informativo del AVE por sus inexactitudes y datos difícilmente creíbles, pretende ahora iniciar un nuevo diálogo -"creemos que el debate constructivo está en las raíces de la democracia y que la discusión civilizada y respetuosa está en la esencia de toda tarea científica", dice textualmente su estudio- para que se reelabore el proyecto, depurando los errores y sesgos introducidos.

Desde el Instituto de Robótica se recuerda cómo el proyecto ha pasado de ser una línea de alta velocidad (LAV) entre Madrid y Valencia a un objetivo "en absoluto equivalente": una LAV Madrid-Comunidad Valenciana. Situación que, a su juicio, se ha dado, más que por conveniencias sociales o técnicas, por intervenciones de carácter político.

A juicio de Robótica, en su estrategia de reducir el coste de los trazados por el sur, el ministerio quiere aprovechar las inversiones que está realizando en esos tramos entre Valencia y Albacete para adaptarlos a velocidades de 220 km/h (técnicamente velocidad alta, pero no alta velocidad). Esos kilómetros semirápidos se han incluido inseparablemente a todos los trazados, y consiguientemente, a todos ellos se les suma el tramo de alta velocidad Xàtiva-Valencia, que en la práctica duplica para las opciones A y B el acceso a la capital valenciana. Por lógica, esta decisión condiciona el coste total de los trazados directos y su rentabilidad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La prueba, para la Universidad, es que Fomento ha dividido el proyecto total en tres tramos: Madrid-Albacete/Valencia; acceso a Alicante/Elche; y acceso a la región de Murcia. El estudio informativo ahora expuesto sólo versa sobre el primero de ellos. De esta forma, el AVE entre Madrid y Valencia lleva necesariamente implícita una conexión con Albacete y condiciona los trazados directo. Por ejemplo, la primigenia opción norte, directa entre Madrid y Cuenca, obligatoriamente incluye ese ramal a Albacete.

Con estas premisas, para Robótica queda claro que se rompe la posibilidad de comparar los trazados porque a los que plantean un acceso directo además se les incluye como obligatoria (y en su detrimento) la nueva línea de alta velocidad entre Xàtiva y Valencia.

Como conclusión, la Universidad apunta que la opción sur costaría sólo 100.000 o 200.000 millones de pesetas menos que las directas (diferencia inferior a la dicha por Fomento) y aportaría muchos menos ingresos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS