Duran incorporará a la oposición en el Instituto Catalán del Mediterráneo

Implicar a la oposición en el Instituto Catalán del Mediterráneo (ICM), captar especialistas en temas del Mediterráneo e incorporar nuevas personalidades a su consejo asesor son los objetivos del consejero de Gobernación y Relaciones Institucionales, Josep Antoni Duran Lleida, de cuyo departamento ha pasado a depender la entidad. Duran ha tanteado a personalidades como el ex presidente italiano Francesco Cossiga. Los cambios llegan tras el relevo de Baltasar Porcel por el periodista Andreu Claret como director.

El Consell Executiu puede aprobar el martes el nombramiento de Claret como director general del ICM. En la nueva estructura del instituto no figura la organización del Premio Internacional Cataluña. El escritor y columnista Baltasar Porcel seguirá organizando este galardón, que continuará dependiendo del Departamento de Presidencia, en el que estaba integrado el ICM.Las fuentes de la Administración catalana consultadas resaltan que, en esta nueva etapa del ICM, el objetivo no es formar un consejo asesor de políticos, sino captar personalidades del mundo cultural que representen a las sensibilidades sociales presentes en el Parlament. Duran ya consultó a Pasqual Maragall el nombramiento de Claret como director general del instituto.

El actual consejo asesor del ICM recoge en parte una pluralidad ideológica con miembros como el economista Andreu Mas Colell, la actriz Núria Espert, el científico Joan Oró, el comentarista político Xavier Bru de Sala, el rector de la universidad Pompeu y Fabra, Enric Argullol, o el historiador Hugh Thomas. Pero las fuentes consultadas dicen que se busca no sólo la renovación de algunos miembros, sino que este órgano sea más activo y tenga mucho más protagonismo en las decisiones del ICM del que ha tenido. En principio, se piensa en incorporar al organismo a especialistas en cultura mediterránea. Entre las misiones del ICM figuran la proyección de Cataluña dentro y fuera de España y la promoción de lazos con otras culturas del área mediterránea.

Cambio de presidente

Asimismo, se da como probable que Jordi Pujol, que preside el ICM y que hasta ahora ha delegado este cargo en Porcel, lo delegue ahora en Duran.

Desde su nacimiento en 1989, la oposición ha criticado al ICM por su presupuesto, su gestión y su forma de funcionamiento. Porcel ha sido fundador y único director del instituto desde su creación y ha contado siempre con el apoyo de Pujol. El presupuesto del ICM llegó a los 300 millones de pesetas en 1992, pero desde entonces ha sufrido recortes hasta llegar a situarse en 210 millones de pesetas.

La actividad más conocida del instituto es la concesión anual del Premio Internacional Cataluña, dotado con 13 millones de pesetas, a personalidades del mundo cultural y científico. La decisión de desvincular el galardón del ICM se debe a que se pretende que siga siendo un destacado premio sin las limitaciones geográficas que condicionan el nombre del instituto. Ya en los últimos años, algunos de los galardones se han concedido a personalidades ajenas al mundo mediterráneo, como el presidente checo Vaclak Havel, el ex presidente alemán Von Weizsäcker y el filósofo alemán Karl R. Popper.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de enero de 2000.

Lo más visto en...

Top 50