Cartas al director
i

Comercio electrónico y seguridad

A propósito del debate sobre la seguridad de comprar a través de Internet, me gustaría exponer mi experiencia personal como una muestra de la situación actual. Hoy he recibido -y, como yo, supongo que miles de usuarios- un mensaje de una gran tienda estadounidense alertándome de un robo informático del que ha sido objeto y en el que le ha sido sustraída información sobre sus clientes. Recomiendan sus responsables que se esté muy pendiente en las próximas semanas ante eventuales cargos fraudulentos en las tarjetas de crédito.Si finalmente todo queda en un susto (muy molesto, porque obliga a anular tarjetas de crédito), será gracias a la fuerte infraestructura de la compañía, que ha prevenido del peligro a sus clientes con rapidez. Pero si esto ha ocurrido en una empresa grande, ¿qué garantías de desarrollo del comercio se dan en Internet para pequeñas empresas y sus clientes?

¿La alarma que cosas así pueden provocar en los potenciales clientes es justificada? Si alguien roba documentos de una caja fuerte, ¿se cuestiona la seguridad de estos dispositivos? ¿Es seguro el comercio electrónico? ¿Alguien lo sabe?-

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de enero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50