CULTURA

El PP de Alicante improvisa a última hora el programa Aula Abierta

A diez días del inicio de las actividades de Aula Abierta, un programa de promoción cultural del Ayuntamiento de Alicante en el que participan cada año unos 3.000 ciudadanos, la Concejalía de Cultura aún no dispone del personal necesario para impartir los cursos. Y lo que es peor: los cinco funcionarios que coordinaban el programa han pedido el traslado a otros departamentos municipales. Las quejas no han tardado en llegar. La concejal socialista Carmen Sánchez Brufal asegura que el PP está dejando morir este programa de gran arraigo y aceptación en la ciudad. Denunció que el concejal de Cultura, Pedro Romero, lleva a cabo una "política de marchante, retrógrada y chapucera". La edil lamentó que el gobierno local abandone Aula Abierta y destine recursos a adquir esculturas por por más de 50 millones de pesetas sin disponer de los informes preceptivos.

Para contratar a los monitores de Aula Abierta, el equipo de gobierno está improvisando a golpe de teléfono. Hasta tres métodos distintos de contratación ha recurrido Cultura para emplear a los animadores , después de rechazar el recurso de las empresas de trabajo temporal ante las quejas de años anteriores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de enero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50