El responsable financiero del Ivex conocía los contratos con Ford

El director financiero del Instituto Valenciano de la Exportación (Ivex), José Barber, ratificó ayer ante el juez que conocía los contratos que relacionaron y relacionan a la empresa pública con Ford. La declaración del alto cargo del Ivex, que compareció ante el juez por espacio de tres horas, continuará el lunes, día en el que también pasará por el juzgado el secretario general de la Consejería de Industria, José Antonio Manteca. La comparecencia de la directora del Ivex, Carmen de Miguel, ha sido aplazada.

Finalmente, la actual directora del Ivex acudirá al Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, el encargado de investigar el "quebranto económico" de 1.049 milllones de pesetas que padece el Ivex, el próximo dos de febrero. Antes, el lunes, proseguirá la declaración de Barber, que desempeña su actual cargo desde el segundo semestre de 1998. A pesar de ello, Barber reconoció ante el juez que conocía los contratos suscritos en 1995 y 1997 entre el Ivex y la multinacional del automóvil. Según fuentes jurídicas, Barber no hizo muchas más revelaciones en la primera parte de su comparecencia, en la que no se entró de lleno en las relaciones económico-financieras que unen a la empresa pública con Jean Luc Lagier.

De hecho, la querella interpuesta por la Generalitat acusa al empresario francés y al ex director del Ivex, José María Tabares, de crear un agujero económico en la sociedad pública mediante la ocultación de información al consejo de administración de la empresa gestionada por el Consell y las cámaras de comercio.

Por ello, el Consell imputa un delito societario a Tabares y Lagier. Según la denuncia, ambos actuaron en connivencia para financiar el grupo de empresas del segundo (Smac y Sonotube) sin conocimiento de la dirección del Ivex, para lo que habrían ocultado todo tipo de documentación.

Los dos imputados negaron en su comparecencia ante el juez encargado de investigar el caso, Vicente Ríos, la comisión de cualquier irregularidad. Barber tampoco ayudó a esclarecer el embrollo, pero apuntó su total desconocimiento de los acuerdos alcanzados entre el Ivex y Lagier.

Evidentemente, dada su condición de director financiero de la sociedad antes dirigida por Tabares, debería haber conocido los contratos suscritos a principios del año pasado por el empresario francés, propietario de varias industrias en Túnez, y el ejecutivo.

Los contratos aludidos obligaron al Ivex a avalar parte de la actividad de Sonotube, una fábrica de productos metalmecánicos de Lagier que, mediante la venta de sus productos en la Unión Europea, eliminaba las barreras comerciales existentes para la introducción de turismos de Ford en el mercado magrebí. El lunes, Barber y Manteca, secretario del consejo de administración del Ivex, acudirán al juzgado encargado del caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de enero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50