Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallada en Turquía una fosa común con los cuerpos de 10 empresarios islamistas

La policía turca descubrió ayer en el patio de un inmueble abandonado del distrito de Üskundar, en la zona asiática de Estambul, 10 cadáveres enterrados en una fosa común cuya identidad se atribuye a varios de los empresarios secuestrados en esta ciudad en los últimos meses por la organización terrorista turca de Hezbolá (el Partido de Dios). El hallazgo ha tenido lugar tras el interrogatorio de dos de los miembros de la banda.

Los terroristas que indicaron el lugar exacto de la fosa común fueron capturados en Estambul en una aparatosa operación realizada el lunes por las fuerzas de seguridad turcas y durante la cual resultó muerto el líder de este grupo en Turquía, Hüseyn Velioglu, considerado uno de los más peligrosos del país.Aunque los cadáveres fueron hallados en avanzado estado de descomposición, algunos de los familiares pudieron reconocer a una de las víctimas gracias a una enorme quemadura en un brazo, hecho que corrobora la hipótesis de que los cuerpos pertenecen a alguno de los empresarios, todos ellos cercanos al islamismo moderado y extorsionados por Hezbolá.

Los tres militantes de Hezbolá fueron localizados el pasado lunes por miembros del cuerpo de policía en la vivienda unifamiliar de una de las víctimas. Resultaron descubiertos gracias a la interceptación de llamadas telefónicas y a los enormes gastos efectuados con las tarjetas de crédito robadas. En la vivienda también fueron hallados diversos documentos de algunas de las personas secuestradas.

Ésta es la primera vez que las fuerzas de seguridad turcas -que en esta ocasión actuaron en cooperación con el Mosad (el servicio secreto exterior de Israel)- se enfrentan en la ciudad de Estambul a esta banda. En la operación, retransmitida en directo por la mayor parte de las cadenas de televisión locales, la policía aprehendió numerosas armas de fuego y cartuchos de dinamita. Este grupo terrorista es sospechoso de haber secuestrado y asesinado en los últimos meses al menos a 40 personas (todas ellas grandes empresarios con negocios en Estambul) y, en principio, su único móvil es la extorsión.

Según fuentes policiales, este grupo armado se caracteriza por asesinar a las personas que secuestra, y en numerosas ocasiones los cadáveres no llegan a encontrarse jamás.

La unidad de información del Departamento de Seguridad turco ha calificado a Hezbolá como el grupo proislamista más peligroso de Turquía. Se trata de una organización islamista apoyada por Siria e Irán, que comenzó a operar en Turquía a mitad de los años noventa, sobre todo en el sureste del país, para combatir las aspiraciones secesionistas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

De Anatolia a Estambul

Sus militantes son entrenados en pequeños pueblos del sureste de Anatolia para ser trasladados después a las grandes ciudades en calidad de grupo de comunicaciones y captar allí nuevos adeptos. Fuentes policiales apuntan la posibilidad de que Hezbolá haya logrado reestructurar sus filas y decidido trasladar su centro de operaciones a Estambul.

[Por otra parte, el ministro de Exteriores griego, Georges Papandreu, llegó ayer a Ankara, en la primera visita oficial que un representante griego de este nivel realiza a Turquía en 38 años, informa Efe. La última visita oficial de un ministro de Exteriores griego a Turquía la realizó en agosto de 1962 Evangelos Averof, quien discutió con su colega turco, en calidad de países miembros de la OTAN, la "amenaza comunista". Grecia y Turquía se encuentran enfrentados por el contencioso histórico de Chipre].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 2000

Más información

  • Las víctimas fueron extorsionadas y secuestradas por Hezbolá