Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El asociacionismo está en crisis, según el Consejo de la Juventud

El asociacionismo juvenil vasco está en crisis y registra "bajos niveles de compromiso y militancia", según indicaron ayer en rueda de prensa los representantes del Consejo de la Juventud de Euskadi, organismo que se propone "paliar esta situación, revitalizando y reforzando el asociacionismo vasco". El asociacionismo juvenil vasco se caracteriza por ser de izquierdas, católico o nacionalista, aunque existen asociaciones que conjugan varias de esas características, según afirmó Loli Martínez, portavoz del Consejo de la Juventud de Euskadi. Esta definición tipo de las organizaciones juveniles no impide que éstas sean plurales, ya que abarcan diversidad de planteamientos; vivas, porque están constantemente en la calle; críticas, y con poco contacto con las instituciones, ya que sólo se acercan a la administración pública para solicitar subvenciones. A juicio del Consejo de la Juventud, la falta de interés de los jóvenes vascos en asociarse se debe a que "predominan las respuestas individualistas a los problemas que tiene hoy la juventud y no existen respuestas colectivas".

El Consejo de la Juventud hizo público un análisis sobre la situación de los jóvenes de Euskadi, que han consensuado primero entre los miembros de la comisión permanente y después con los pertenecientes a las 50 asociaciones que se integran en el consejo y con otras agrupaciones.

Falta de referentes

El empleo se sitúa en el principal problema y se convierte en la pauta "que marca todos los ritmos en el mundo de los jóvenes". "Somos la generación más preparada, pero no tenemos trabajo o un trabajo digno; esto dificulta el acceso a una vivienda digna e imposibilita nuestra emancipación", comentó Martínez.

Ante esta situación, el Consejo advierte que los "jóvenes tienen una falta de referentes y proyectos de vida y se dedican a copiar el de sus padres, eximiéndose de adquirir compromisos como colectivo". Esta sería una de las principales causas por las que el asociacionismo juvenil vasco no está en una buena situación. "Ahora tenemos una buena oportunidad para revitalizarlo", aseguró la representante juvenil.

Ellos han constatado que exiten dos maneras de responder de los jóvenes ante la situación que viven: unos se muestran faltos de ilusión y se ven "abocados a una carrera constante y competitiva en pos del individualismo y de lograr salir a flote como sea; los otros, "reaccionamos ante la realidad que vivimos, con importantes dosis de sentido crítico". estos últimos son quienes se organizan y cooperan.

Estas reflexiones las han realizado los portavoces del Consejo de la Juventud de Euskadi con motivo de su XVII asamblea, que celebrará este fin de semana en Bilbao. En este cónclave marcarán las pautas de actuación para los próximos años, en las que la revitalización del asociacionismo juvenil vasco será uno de los objetivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2000