Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Botella anima a las empresarias a luchar por la "igualdad real"

Ana Botella, esposa del presidente del Gobierno, animó ayer a las mujeres a luchar por alcanzar la "igualdad real" con los hombres, especialmente en el plano laboral, donde se mostró partidaria de la "discriminación positiva" en favor del empleo femenino.

MÁS INFORMACIÓN

Ayer comió con empresarias, visitó un centro de disminuidos psíquicos y asistió a la ópera. Hoy participará en una tertulia televisiva y celebrará un almuerzo con militantes y simpatizantes del PP en Requena. Son las actividades públicas más relevantes de la apretada agenda de la esposa de José María Aznar durante su visita de dos días a la Comunidad Valenciana. Y en todos los actos, Ana Botella tiene garantizado un nutrido grupo de apoyo de cargos públicos del PP, encabezados por el presidente del Consell, Eduardo Zaplana.El primer acto de la esposa del presidente del Gobierno fue un almuerzo con alrededor de un centenar de mujeres empresarias. El encuentro, celebrado en un céntrico hotel de la capital, fue una iniciativa de la Asociación de Empresarias de la Provincia de Alicante.

Botella, que lucía un traje de falda y chaqueta blanco, llegó al hotel sobre las 13.30 horas. Una hora más tarde se personó Zaplana. Ambos, seguidos de otros miembros del Consell y autoridades locales y provinciales del PP, entraron al salón donde les esperaban las empresarias. Antes de los parlamentos, la mujer de Aznar desplegó la inevitable y protocolaria actividad de relaciones públicas y agasajos. Botella besó a las empresarias, escuchó los piropos de éstas, firmó algún que otro autógrafo y hasta dedicó fotos.

En su intervención ante el foro de mujeres empresarias, Ana Botella optó por un discurso reivindicativo. La esposa de Aznar reconoció que todavía queda mucho camino por andar para alcanzar la plena igualdad entre hombres y mujeres, aunque tampoco desaprovechó la oportunidad para ensalzar los avances que, a su juicio, se han producido bajo el mandato del Gobierno del PP. "Si el siglo pasado ha sido testigo de la lucha de la mujer por alcanzar la igualdad legal, el próximo milenio las mujeres deberemos luchar por alcanzar la igualdad real", señaló.

Ana Botella destacó la necesidad de dar un nuevo enfoque al sistema educativo "para que desde la infancia se desarrolle una idea más positiva de la capacidad y de la función social y económica de la mujer", precisó. Botella denunció que la división sexual de las tareas de la vida privada no está resuelta, y aseguró que "la ausencia del reparto de las tareas domésticas es la mayor frustración de la igualdad".

Por su parte, Pilar González, presidenta de las empresarias de Alicante, pidió a Botella y demás dirigentes del PP la puesta en marcha de medidas que faciliten "la conciliación de la vida laboral y familiar", así como moratorias en el devengo de los impuestos por actividad empresarial y ayudas sociales para la incorporación de las mujeres al mercado laboral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2000

Más información

  • Defiende en Alicante la discriminación positiva