Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El barco del arroz

La fraseología abunda en El Habla de Cádiz. Payán defiende que el habla local se ajusta a todas las fronteras que el lexicólogo Manuel Seco delimita en su estudio sobre Arniches para definir el habla popular: "Carácter urbano, expresividad, sentido cómico, afectividad e ironía".Ese temperamento depara usos a los que no se halla su origen definitivo. Es el caso de Al liquindoi, que el autor explica como "estar pendiente de algo". La madre de la expresión es inglesa: Looking-doing (estar atento) y pudo instalarse en el habla tras atravesar la puerta de la Base Naval de Rota, de utilización conjunta hispano-norteamericana, o tras desembarcar en el muelle de Cádiz. Tampoco está acreditado si la sospechosamente parecida en forma y significado Al loro popularizada por la jerga juvenil de finales de los ochenta, se inspira en la primera, que, apocopada, resulta Al liqui.

Si alguien en Cádiz le invita a pagar algo Martín, Martín, le está conminando a abonar inmediatamente su deuda; Un paseo por el Patio de las Malvas le llevará al cementerio y si extravía un paraguas un Jueves Santo, le aplicarán la máxima: Está más perdío que"l barco l"arró, o lo que es lo mismo: es irrecuperable, como el cargamento de arroz que perdió un buque panameño, cuando se hundió en Cádiz, en 1958.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de enero de 2000