Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exilio radical de Miami responde al regreso de Elián con la desobediencia civil

Los grupos más radicales de la comunidad cubana de Miami trataron ayer de paralizar la ciudad con una campaña de desobediencia civil en protesta por la decisión del Gobierno de Estados Unidos de que Elián González, el niño balsero, vuelva con su padre a Cuba. "Clinton, cobarde, Miami está que arde" era una de las consignas que gritaron los cubanos concentrados en el centro de la ciudad. En calles y autopistas, cientos de automóviles circularon a una velocidad mínima, provocando enormes atascos de tráfico. Las protestas, a las que no se sumaron grandes cantidades de manifestantes, arrancaron ayer tras las declaraciones de la responsable de Justicia, Janet Reno, que dijo que "no hay fundamentos para revertir la decisión" de que Elián vuelva con su padre. La policía detuvo a más de 80 personas, entre ellas a varios líderes de los grupos anticastristas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de enero de 2000