Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oficiados los funerales por los dos trabajadores navarros arrollados por el tren

Los funerales por los dos trabajadores fallecidos este miércoles al ser arrollados por un tren de mercancías cuando trabajaban en un paso a nivel en Castejón se celebraron ayer, por separado, en las localidades navarras de Figarol y Caparroso, donde residían. La muerte de Julián Marín Escribano y de Santiago Moreno Pérez, ambos de 43 años, casados y padres de dos hijas, ha originado una oleada de protestas de todos los sindicatos, alarmados por el aumento de la siniestralidad laboral, que superó el centenar de muertes durante 1999.El siniestro en que se vieron involucrados los dos trabajadores navarros sucedió mientras trabajaban, uno a pie y el otro en excavadora, en las vías del ferrocarril. La densa niebla en ese lugar se baraja como la causa más probable del accidente, que obligó a cortar el tráfico ferroviario durante más de ocho horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de enero de 2000