Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sindicatos y patronal de la construcción crean una comisión sobre seguridad

Empresarios y sindicatos han logrado un principio de acuerdo por el cual se pretende afrontar el problema de la siniestralidad laboral en el sector. Los futuros compromisos que alcancen ambas partes serian reflejados en los textos de los convenios colectivos de carácter provincial. En lo que va de año 49 obreros han perdido la vida en obras de Andalucía. El incremento de accidentes se saldó con la convocatoria una huelga de la construcción el pasado 6 de octubre a la que fueron convocados los 150.000 trabajadores andaluces adscritos al sector. Los sindicatos se han mostrado dispuestos a renunciar a la movilización y apuestan por un "cambio de clima" en sus relaciones con los empresarios. Patronal y sindicatos han firmado una tregua. Tras varios meses de enfrentamientos, donde los responsables sindicales señalaron a los empresarios como los máximos responsables de los siniestros laborales que sufría la construcción, ambas partes han logrado olvidar sus diferencias y afrontar de forma conjunta el problema de la siniestralidad.

La patronal Fadeco, UGT y CCOO acordaron ayer crear una comisión de seguridad para coordinar actuaciones conjuntas y minimizar la alta tasa de siniestros registrados este año, similar a los periodos 1990 y 191, donde murieron 50 obreros.

Los sindicatos han aceptado la interlocución única de Fadeco para negociar. Además, ambas partes se han comprometido a aceptar la "utilización de la Fundación de la construcción. Empresarios y sindicatos abordaran, en primer lugar, el incremento de las labores de prevención, tal y como establece la Ley de Riesgos Laborales, "una obligación que tenemos que ejercer en los tajos", subrayó el responsable de salud laboral de Comisiones, Ángel Gómez.

Para el secretario regional de la Construcción de CCOO, Antonio Rodríguez Bustamante, de llegarse a un acuerdo con Fadeco significará romper con la actitud de algunas patronales provinciales que deberán asumir las conclusiones de la comisión regional de seguridad. "Si se ha llegado a un consenso a nivel regional, es difícil entender que una patronal provincial no lo asuma", adujo.

Asimismo, la apertura del diálogo entre las dos partes fue interpretada por Bustamante como el comienzo de un cambio y unas nuevas "pautas de comportamiento". Los sindicatos renunciarán a la convotaria de protestas y dejarán sin efecto la manifestación prevista para el próximo mes de abril.

Sin embargo los sindicatos mantendrán en su calendario el inicio de una campaña informativa entre los trabajadores del sector.

Una vez que se concreten futuros acuerdos, empresarios y sindicatos trasladarán los contenidos a la Consejería de Trabajo. "Entendemos que es una parte interesada en el tema y debe estar implicada en esa comisión regional", señaló el dirigente sindical.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de diciembre de 1999