Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los edificios históricos deberán redactar planes contra incendios

El Gobierno regional aprobó ayer el Reglamento de Incendios de la Comunidad de Madrid, que obliga a que todos los edificios histórico-artísticos cuenten, en el plazo máximo de un año, con un proyecto de prevención y protección contra incendios. El documento debe especificar las medidas de que dispone el inmueble y las complementarias que se puedan o se vayan a adoptar para adecuar los niveles de seguridad. El nuevo reglamento exige un plan de autoprotección para las empresas de riesgo medio y alto, industrias y almacenes que superen los 500 metros cuadrados de superficie. Los edificios en altura deberán tener dos escaleras, sistemas de alimentación eléctrica y fachadas que garanticen el acceso de los vehículos de bomberos.

A partir de ahora, las residencias de ancianos y de minusválidos estarán contempladas dentro del uso sanitario, cuando sus moradores necesiten ayuda para su desplazamiento. Hasta ahora se incluían dentro del uso residencial. La norma también recoge que los dueños de estos establecimientos respeten una distancia de seguridad si construyen junto a zonas forestales. Deberán dejar un espacio de 25 metros de anchura como mínimo y contar con dos viales de acceso alternativos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de diciembre de 1999