Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis años de inhabilitación para Velázquez, ex presidente de Melilla, por prevaricación

La Audiencia de Melilla ha condenado a seis años de inhabilitación especial por prevaricación (dictar a sabiendas resoluciones injustas) a Ignacio Velázquez, ex presidente de la ciudad autónoma y líder local del PP entre 1995 y 1999. En cambio, le ha absuelto de malversación de caudales públicos. Velázquez fue acusado por el PSOE de prevaricar al convocar en 1992 un pleno por la noche para que no prosperase una moción de censura presentada contra él, así como de malversar fondos públicos por prestar en 1994 una motobomba de propiedad municipal a su teniente de alcalde, que la usó para regar un melonar particular y la devolvió, rota, meses después.

En el primer caso, el fiscal pidió para Velázquez una pena de seis años de inhabilitación especial y la acusación particular la elevó a diez. En el segundo, el ministerio público solicitó tres años de suspensión de empleo público y la acusación particular ocho de inhabilitación especial.

Velázquez, que tiene pendiente otro asunto judicial por el decreto que firmó para eludir otra moción de censura en 1997, fue juzgado por la Audiencia los pasados días 23 y 25 de noviembre.Su condena por prevaricación recibió el voto en contra de uno de los magistrados de la Sala.

Tras afirmar que considera injusto el fallo y que piensa recurrirlo ante el Tribunal Supremo, Velázquez afirmó ayer que va a poner su escaño de diputado a disposición del PP. No obstante, la dirección nacional le ha expresado su apoyo. En la actualidad, ejerce de portavoz de los populares en la Asamblea de la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de diciembre de 1999