Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN RUSIA

El Ejército ruso dice haber completado el cerco en torno a Grozni

Antoli Kvashnín, jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Rusia, aseguró ayer que sus soldados "controlan prácticamente por completo el territorio de la república" rebelde. "Las tropas tienen cercados por todas partes" a los guerrilleros, agregó Kvashnín. Los rusos continuaron ayer bombardeando las posiciones de los independentistas y lanzaron ataques de infantería por la zona sur de Grozni, con el fin de conquistar una colina. Mientras, los rebeldes denunciaron supuestos planes del Kremlin para arrasar la región montañosa del sur de Chechenia hasta hacerla deshabitada.

Los enfrentamientos habidos en los suburbios de Grozni han sido esporádicos, y aparentemente los rusos fracasaron en sus intentos de tomar una colina; al mismo tiempo, las fuerzas federales trataron de ampliar su zona de control en el este de la capital chechena, en los alrededores del aeródromo militar de Jankalá. Los aviones bombardearon principalmente la zona montañosa del sur de Chechenia, adonde los guerrilleros se han replegado después de abandonar todas las ciudades de la planicie, a excepción de Grozni. Los alrededores de Shatói y Vedenó, feudo del comandante Shamil Basáyev (quien dirigió la incursión de los extremistas musulmanes en Daguestán en agosto pasado), fueron los más castigados.Kvashnín anunció ayer que hubo contactos con "representantes del Gobierno" del presidente independentista Aslán Masjádov, concretamente, con "dos viceprimeros ministros y algunos ministros", a quienes de hecho planteó un ultimátum para que se rindan. "Hemos sido muy concretos: o aceptan completamente nuestras condiciones o no lo hacen", señaló el general, agregando que "no hay nada más que negociar". Por lo visto, las conversaciones entre los militares rusos y los ministros chechenos no dieron ningún resultado. Masjádov reiteró el miércoles pasado que la independencia de Chechenia no es negociable.

Lo único que falta para poder decir que Chechenia ha sido reconquistada completamente es que caiga Grozni y que las tropas tomen las aldeas montañosas del sur de la república rebelde. Kvashnín aseguró que toda la planicie está controlada por sus hombres y que puntos clave de las montañas también. El más importante triunfo de los últimos días fue la toma de control del desfiladero de Argún, el viernes pasado, que era la ruta hacia Georgia, en el sur, por la que los guerrilleros recibían refuerzos y por la que podían huir.

La conquista de Grozni no será cosa fácil, ya que, según afirman los militares del Kremlin, los guerrilleros han minado los caminos y edificios principales. Para ello, además de los explosivos tradicionales, han utilizado también sustancias químicas, especialmente en los barrios industriales de la capital rebelde. Lo ideal para los rusos sería bombardear la ciudad hasta hacerla desaparecer completamente, pero el problema es que todavía hay unos 45.000 civiles en Grozni, según cálculos de Knut Vollebaek, ministro de Exteriores de Noruega y presidente de turno de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). Y tanto Europa como EEUU han advertido a Rusia que pagará caro si asalta Grozni y la destruye sin preocuparse por la población que permanece atrapada en ella.

Los rusos aseguran que continúa abierto un corredor humanitario por el cual los civiles pueden abandonar el infierno en que se ha convertido Grozni, pero son pocos los que se han atrevido a utilizarlo por temor a los bombardeos rusos.

Kavkaz-tsentr, el centro de información de los rebeldes, publicó ayer en su página en Internet un documento presuntamente elaborado por el Kremlin del que se desprende que el Consejo de Seguridad Nacional recomienda "liquidar todos los pueblos en el triángulo Bamut-Itum Kalé-Zandak" y "crear condiciones absolutamente imposibles para la vida de la gente en el futuro", según el texto, que pretende resumir una reunión de ese organismo el miércoles pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de diciembre de 1999

Más información

  • Los rebeldes denuncian el intento de arrasarles