Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Logroñés, acosado por los embargos de Hacienda y los jugadores

El Logroñés se agota día a día acosado por los embargos. Sobre el club riojano pesan embargos de Hacienda y la Seguridad Social -unos 500 millones- y de ex jugadores y técnicos -más de 50 millones- La entidad tiene embargados sus derechos de televisión y los ingresos de sus patrocinadores: unos 250 millones. Sus dirigentes han depositado la solución en el Gobierno de la comunidad y Caja Rioja, pero su mensaje de socorro no ha recibido respuesta.

El Logroñés, en periodo de liquidación desde primeros de mes por acuerdo de su junta directiva -su presidente y consejeros están destituidos por esa causa- tiene embargados todos sus ingresos, salvo los corrientes, ante las deudas que arrastra. La recaudación de su último partido en Las Gaunas, frente al Oviedo, en la Copa del Rey, estaba embargada por su ex jugador Aizkorreta. "Este jugador tendrá que esperar. La actual plantilla tiene preferencia a la hora de cobrar", indicó Juan Lacueva, quien, junto al ex gerente del Barça Antón Parera, asesoran al club. Los jugadores del Logroñés, según Lacueva, cobrarán én próximas fechas la nómina de noviembre y la paga extraordinaria de Navidad.El presidente destituido y su máximo accionista, el constructor Carlos Cutillas, realiza gestiones para aplazar los embargos y pagar a los jugadores con sus ingresos propios. El Logroñés arrastra una deuda de unos 800 millones, de los que 550 corresponden a Hacienda y a la Seguridad Social. Estos organismos tienen embargados 225 millones de los derechos de televisión de los partidos del Logroñés -75 millones de la pasada temporada y 150 de la presente-. Este embargo se extiende al convenio suscrito con el Gobierno riojano y que supone 320 millones por este año y los tres próximos.

Los dirigentes del Logroñés han llamado a la puerta del Gobierno riojano para que otro organismo de la comunidad, Caja Rioja, les anticipe el importe o parte de ese convenio. Pero estos organismos se resisten a dar una respuesta. Caja Rioja exige un aval ante el temor de que desaparezca el club y éste aporta la pignoración de sus acciones, que no es aceptada.

El importe del traspaso de su jugador Manel al Espanyol -30 millones y opciones sobre hombres del club catalán- fue anticipado y gastado por la entidad riojana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de diciembre de 1999

Más información

  • El club ya tiene confiscados unos 800 millones