El líder checheno Masjádov intenta negociar con Moscú

El presidente checheno, Aslán Masjádov, pidió ayer una reunión con Knut Vollebaek, ministro de Asuntos Exteriores de Noruega y presidente de turno de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que se encuentra en misión humanitaria en el Cáucaso del Norte. Masjádov se proclamó dispuesto a negociar con Moscú teniendo en cuenta los intereses de Rusia como gran potencia. "Si es verdad que Europa está preocupada por el destino del pueblo checheno, entonces el presidente de la OSCE debería escuchar no sólo a la parte que bombardea las ciudades y aldeas pacíficas, sino también al presidente de Chechenia", dijo Masjádov, quien volvió a advertir de que "el problema checheno no tiene solución militar", y pidió el fin de los ataques contra su república y la apertura de negociaciones.

Masjádov se mostró dispuesto a llegar a un compromiso "que tenga en cuenta los intereses de Rusia como potencia mundial". "No rechazo ninguna propuesta de diálogo político que pueda acercar, aunque sólo sea en una hora, una salida pacífica a la crisis", dijo el presidente checheno.

A pesar de que la OSCE reconoció como democráticos los comicios presidenciales chechenos de 1997, cuando Masjádov fue elegido presidente, difícilmente podrá entrevistarse con Vollebaek. El problema es que Rusia se opone de forma categórica a cualquier mediación internacional en el conflicto y ha permitido el viaje de Knut Vollebaek sólo como misión de carácter humanitario.

Además, Moscú no desea negociar con ningún político independentista, Masjádov incluido. Y el presidente checheno reiteró ayer, a través de su portavoz, que la independencia de la república rebelde no es negociable.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de diciembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50