Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LEY DE EXTRANJERÍA

"El Gobierno nunca ha tenido voluntad política de sacar esta ley", afirman los inmigrantes marroquíes

"El Gobierno nunca ha tenido voluntad política de sacar adelante esta Ley de Extranjería" y su postura es "irresponsable e incoherente", afirmó ayer Mustapha el M"Rabet, portavoz de la Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes en España, que pidió al presidente, José María Aznar, que rectifique. A su vez, el líder del PSOE, Joaquín Almunia, acusó al Ejecutivo de haber incurrido en "un enorme error de improvisación". Izquierda Unida también criticó al PP por no querer buscar el consenso y Nueva Izquierda le atribuyó prácticas "filibusteras".

Casi al mismo tiempo que 23 compatriotas suyos que llevaban cuatro días a la deriva en el mar de Alborán, en su intento de alcanzar la Península, eran rescatados por una patrullera de la Armada, el portavoz de la Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes en España (ATIME), Mustapha el M"Rabet, calificó ayer de "excesivo" que el PP haya presentado 112 enmiendas a la proposición de ley. "Seguramente, van a tocar el fondo de la Ley, la van a vaciar de contenido y van a hacer que sea más o menos como la actual", dijo.Además, El M"Rabet criticó que tales iniciativas se hayan formalizado "con nocturnidad" y que incluso acudiera al Senado el subsecretario de Estado del Interior, Leopoldo Calvo-Sotelo, "para supervisar el trabajo, como si desconfiase del grupo popular", que, en su opinión, "ha quedado totalmente desautorizado". En su criterio, el responsable del entorpecimiento a la nueva Ley es precisamente el ministro del Interior, Jaime Mayor.

El M"Rrabet concluyó considerando "inaudito" que un partido se enmiende a sí mismo, una vez alcanzado un acuerdo en el Congreso, y reprochando al Gobierno de José María Aznar que haya creado en la ciudadanía "una sensación de invasión y miedo" al manifestar que esta Ley convertiría a España en "un coladero" o en "una plataforma de mafias": "En dos semanas ha hecho más daño a los inmigrantes que la Ley vigente en 15 años".

A su vez, el secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, acusaba en Rabat al Ejecutivo del PP de incurrir en "un enorme error de improvisación" en el debate parlamentario de la ley, en el que entró "como un elefante en una cacharrería". El líder socialista, que visitó la capital marroquí invitado por el primer ministro Abderramán Yusufi, puntualizó que "quizá haya que hacer alguna corrección" en la proposición de ley, pero que esa necesidad "no es lo más negativo", informa Pedro Canales. "Lo más negativo", explicó Almunia, "es que se haya buscado el consenso durante 18 meses y que sólo al final de la legislatura, cuando casi no hay margen para introducir modificaciones, el Gobierno se dé cuenta de que no le gusta lo que se está haciendo".

Izquierda Unida, a través de su senador José Román, tachó de "obstáculo" el centenar de enmiendas del PP, "que supone hacer una ley diferente a la consensuada", cambiar su espíritu. A su vez, el secretario general de Nueva Izquierda, Diego López Garrido, denunció que los populares se han dado a prácticas "filibusteras", con "toda clase de trucos", para truncar esta Ley y que, aunque pretendan aparecer como centristas, su "boicoteo" resucita "sus orientaciones policiales y reaccionarias". Horas antes, el PNV había confirmado que su formación no apoyará "bajo ningún concepto" al PP en sus modificaciones a la ley de Extranjería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de diciembre de 1999

Más información

  • Almunia acusa al PP de haber incurrido en "un enorme error de improvisación"