La oposición de Marbella anima a la Junta a elaborar el PGOU

La edil socialista García Marcos acusa a Gil de "incapacidad"

El anuncio realizado por la Junta de que no renovará las competencias urbanísticas al Ayuntamiento de Marbella ha dado un impulso a la oposición en el Consistorio. Socialistas y populares coincidieron ayer en reclamar una vez más a la Administración autonómica que sea ella la que redacte el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), cuya tramitación ha sido suspendida por la Comisión Provincial de Urbanismo hasta que el Consistorio no aporte los informes sectoriales prescriptivos.

La portavoz del PSOE, Isabel García Marcos, cree que si la Junta tomase las riendas, en un plazo de seis meses podría elaborar el documento. Los varapalos a la política urbanística del alcalde de la localidad, Jesús Gil, se han sucedido de forma vertiginosa en el último mes. Los ciudadanos han salido a la calle de forma multitudinaria en dos ocasiones para decir no a su modelo de ciudad. Un juez ha paralizado unas obras construidas en zona verde, según el PGOU vigente, y el Ayuntamiento se ha visto obligado a dar marcha atrás y revocar esta licencia otorgada para la construcción de 240 viviendas.Por otra parte, la Comisión Provincial de Urbanismo ha paralizado la tramitación del expediente de cumplimiento aprobado en pleno el pasado día 22 hasta que el Consistorio no les remita los informes de Costas, Medio Ambiente y Cultura. Por si fuera poco, el consejero de Obras Públicas, Francisco Vallejo anunció el pasado jueves, que no renovará al Consistorio marbellí las competencias para la aprobación de planes parciales, unas competencias de las que no ha hecho uso en los cinco años desde que le fueron transferidas.

"Motivos fundados"

Gil anunció ayer mediante un comunicado que todavía no ha recibido notificación alguna de la no renovación, que expira el próximo 31 de diciembre y advirtió de que "para ser retiradas los motivos tienen que ser fundados". Aun así, y convencidos de que el anuncio se va a llevar a cabo, socialistas y populares no han dudado en pedir a la Junta que elabore ella el PGOU. Es más, se mostraron convencidos de que así se hará.

"La Junta está aguantando más de lo que aguantan los ciudadanos. La autonomía municipal siempre se ha respetado mucho, pero ha llegado un momento en que no se puede esperar más ante la incapacidad de este alcalde", comentó García Marcos, quien se mostró segura de que la Administración autonómica terminará por redactar el PGOU.

En idénticos términos se manifestó el portavoz popular, Diego Maldonado, quien dijo que "será la Junta la que terminará asumiendo un papel que le corresponde al Consistorio. Hubiéramos deseado que el Ayuntamiento hubiera sido capaz de hacer el PGOU, pero lamentablemente no lo ha sido", manifestó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 04 de diciembre de 1999.