Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Antes de que ETA vuelva a matar...

¿Quién puede negarnos hoy la libertad? ¿Quién va a obligarnos a decir, pensar o sentir otra cosa que no sea la que nosotros decidamos? Los españoles tenemos un sistema que funciona: la democracia. A veces hay problemas, como son la corrupción, los abusos de poder... Además no siempre gana las elecciones el partido que uno quiere; pero bueno, se acepta la voluntad de la mayoría, y aunque unos más que otros, al final, más o menos todos, arrimamos el hombro cuando hace falta.Lo importante es, pues, que el pueblo -con toda su diversidad- es soberano, y al final se hace lo que quiere la mayoría, procurando representar fielmente a las minorías. Algunos fundamentalistas, sin embargo, despreciando a la mayoría, se agrupan con el fin de imponer en todo sus propios criterios. De todos los existentes, quisiera fijarme en esta carta en la banda terrorista ETA: administran la paz a su antojo, abusando continuamente de la buena voluntad con que parte de la sociedad española atiende sus peticiones.

Opino que si no aceptan las normas democráticas, no merecen nada, porque otorgárselo sería injusto, y aun en el caso de que se integraran dentro del marco constitucional y estatutario, no tendría sentido tampoco que su representación fuese más allá de lo que el pueblo, a través de las urnas, quisiera.- . .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 1999