_
_
_
_
Reportaje:

Lendoiro cobrará este año 65 millones de pesetas como presidente del Deportivo

Xosé Hermida

El Deportivo se convertirá hoy en el primer club español que incluye en sus estatutos la figura de un presidente profesional con sueldo fijo. La junta general de accionistas de la entidad gallega aprobará, con casi total probabilidad, una propuesta de la federación de peñas para que el máximo dirigente del club perciba un salario anual equivalente al 1% de su presupuesto y que esta temporada se eleva a 6.488 millones de pesetas. El actual presidente, Augusto César Lendoiro, un abogado de 54 años que nunca ha ejercido la carrera, cobrará este año por ese sistema cerca de 65 millones de pesetas brutos.

Más información
Caneda y Pérez, dos sueldos y dos descensos

Desde el pasado septiembre, los directivos de la federación de peñas se han esforzado por recoger apoyos a su propuesta, para lo que incluso instalaron tenderetes de recogida de firmas a la entrada del estadio de Riazor antes de varios partidos. El resultado de la campaña hasta ayer permite aventurar que la iniciativa será aprobada. Para que se pueda celebrar la asamblea, el reglamento exige que en la primera convocatoria los accionistas presentes sumen al menos un 50% del capital social, que en el Deportivo asciende a un total de 601 millones. Ayer no se logró reunir ese porcentaje, pero en la segunda convocatoria, prevista para hoy, ya es suficiente con el 25% del capital. Otorgar sueldo fijo al presidente obliga a reformar los estatutos y para ello se requiere un apoyo de los dos tercios del capital representado en la asamblea. Hasta ayer, la federación de peñas y el consejo de administración habían confirmado que asistirá a la junta un número de accionistas que suma 180 millones, el 30% del total. Algunos de los socios han delegado su representación en la directiva o en las peñas, con lo que se da por seguro que la iniciativa prosperará sin problemas. El Deportivo afirma que su capital social está muy repartido entre unos 18.000 accionistas, aunque siempre se ha negado a hacer pública la relación de socios.

Lendoiro apenas ha tenido protagonismo en la campaña de las últimas semanas y asegura que ésta no ha sido alentada por él. En cualquier caso, el presidente del Deportivo ya había insinuado hace tiempo su deseo de dedicarse al club en exclusiva. En los 11 años que lleva al frente del equipo coruñés, Lendoiro, destacado militante del PP, compaginó la actividad de gestión deportiva con una retahíla de cargos, desde la gerencia de un colegio privado hasta numerosos puestos políticos. En tres ocasiones disputó sin suerte la alcaldía de A Coruña al socialista Francisco Vázquez, y el pasado junio abandonó la presidencia de la Diputación Provincial después de que las discrepancias con la dirección de su partido le impidiesen optar a la reelección.

"Con la reforma de estatutos", explica el presidente de la federación de peñas, Javier Dopico, "Lendoiro tendrá un sistema de incompatibilidades muy rígido y prácticamente no podrá ser ni presidente de su comunidad de vecinos". Dopico asegura que la propuesta no ha hecho más que recoger el "sentir popular". "Desde hace tiempo", explica, "la gente insistía en que Augusto debería dedicarse en exclusiva al Deportivo. Sus éxitos son de todos conocidos, pero en los últimos tiempos también se cometieron errores que no hubieran sucedido de estar dedicado al club las 24 horas".

El sueldo se ha fijado en función del presupuesto, explica el presidente de las peñas, porque era el único modo de vincular las retribuciones del presidente a los resultados de su gestión. "Las sociedades anónimas deportivas son entidades sin ánimo de lucro, por lo que no parecía lógico que se fijase el sueldo en función de los beneficios", comenta Dopico, "por eso se ha tomado como referencia el presupuesto ya que, de ese modo, el presidente cobrará más siempre que consiga más ingresos para el club. A los que cobramos mucho menos, el sueldo puede parecernos excesivo, pero está muy por debajo de lo que perciben los grandes ejecutivos", añade Dopico.

Algunos socios han censurado la iniciativa a título individual, pero no se ha organizado un grupo opositor. Entre los críticos está Francisco Vázquez, alcalde coruñés y eterno rival político de Lendoiro, quien hace unos días advirtió de que si el presidente del Deportivo se profesionaliza el Ayuntamiento "se replanteará las relaciones con el club".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Xosé Hermida
Es corresponsal parlamentario de EL PAÍS. Anteriormente ejerció como redactor jefe de España y delegado en Brasil y Galicia. Ha pasado también por las secciones de Deportes, Reportajes y El País Semanal. Sus primeros trabajos fueron en el diario El Correo Gallego y en la emisora Radio Galega.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_