_
_
_
_

Maragall pide a Pujol que hable en el debate sobre los audiovisuales

Pasqual Maragall reclamó ayer al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, que intervenga en el debate parlamentario del 14 de diciembre sobre la situación de los medios de comunicación audiovisual en Cataluña. Este debate se celebrará a petición conjunta de todos los grupos parlamentarios salvo el de Convergència i Unió (CiU), y estaba previsto que en nombre del Gobierno interviniera en él el titular del Departamento de Presidencia, que es quien se ocupa de estas cuestiones.Será el primer gran debate de la legislatura después de los plenos del Parlament destinados a la propia constitución de la Cámara y a la investidura del presidente de la Generalitat. Y Maragall, que concede una importancia capital a la radiotelevisión de la Generalitat en la configuración de la opinión pública en Cataluña, pretende que sea el propio Pujol quien defienda la continuidad o reforma del actual modelo, caracterizado por la dependencia política de la Corporacion Catalana de Radio y Televisión (CCRTV) respecto de la mayoría parlamentaria y el Gobierno de la Generalitat.

Maragall formuló esta petición tras una reunión del grupo parlamentario Socialistes-Ciutadans pel Canvi. Posteriormente, el líder del principal grupo de la oposición intervino en una reunión de todos los candidatos que formaron parte de su candidatura electoral. En esta reunión anunció la pronta formación de un consejo asesor destinado a impulsar el despliegue de su programa electoral. Precisó que este consejo no constituirá un gobierno en la sombra según el modelo británico, pero sí espera de él que aporte elementos para la acción parlamentaria como alternativa al Gobierno de Pujol.

Almunia y el Estatut

Una buena parte de la intervención de Maragall ante los integrantes de su candidatura estuvo destinada a pedirles que continúen impulsando el cambio político en Cataluña y a exponer sus ideas acerca de la reforma del Estatuto de Autonomía mediante la adición de una carta autonómica. La finalidad de esta carta es adecuar el Estatut a la nueva realidad institucional europea y a la evolución federal del Estado español. Pero en la concepción de Maragall es tambien un instrumento para superar los recelos y la desconfianza que en el resto de España provocan las reclamaciones catalanas de más autogobierno.

Maragall explicó también estas ideas al secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, que ayer finalizó su estancia de 24 horas en Barcelona. Según dijo Maragall tras el almuerzo con Almunia, el dirigente del PSOE acogió bien sus ideas y regresó a Madrid con las notas sobre la reforma estatutaria. El apoyo de los dos grandes partidos españoles, el PSOE y el PP, es imprescindible para que pueda prosperar en el Congreso de los Diputados y el Senado una eventual propuesta catalana de reforma del Estatut.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_