Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elorza propone un plan para construir 2.000 casas más de las previstas

El alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, defenderá el próximo martes en la reunión del Patronato de la Vivienda un plan de medidas para frenar la subida de precios de los pisos de la ciudad, que prevé incrementar el número de viviendas establecidas por el Plan General de Ordenación Urbana de 8.200 a 10.200. Elorza hizo ayer público este programa de trabajo como respuesta a las declaraciones del concejal de la coalición PNV-EA Enrique Arana. El edil nacionalista pidió el miércoles la creación de un gabinete de crisis para atajar el problema de la vivienda que tiene una de sus manifestaciones más evidentes en el incremento de los precios de la usada en un 43% y de un 34% en el caso de las de nueva construcción en un solo año.

Elorza pidió a Arana menos palabras y más propuestas. "Sorprende", dijo, "que quien ha sido hasta hace tres meses concejal de Urbanismo no proponga ni una sola actuación". El alcalde explicará las líneas maestras del Plan Municipal de la Vivienda hasta 2003 en la reunión del patronato del próximo martes. Allí presentará una batería de 21 "medidas radicales para frenar esa escalada de precios y para favorecer la promoción de viviendas de protección oficial en régimen de alquiler".

El programa de trabajo prevé agilizar la tramitación de diversos planes urbanísticos, como los de Riberas de Loiola, Morlans, o Adulitz Akular, que pueden requerir modificaciones puntuales del Plan General para evitar "la retención de estos suelos y nuevos encarecimientos". Y apela directamente al consejero de Urbanismo, Patxi Ormazabal, para que acelere diferentes promociones en terrenos del Ejecutivo, fomente la oferta de vivendas de alquiler social y dé el visto bueno a la modificación del tamaño medio de los inmuebles para que al ser más peqeuños se puedan construir más viviendas en cada edificio.

La propuesta del alcalde incidirá además en la promoción de Atotxa, que prevé la construcción de 388 viviendas en régimen de protección oficial. La operación recibió un impulso el pasado miércoles, después de que el Tribunal Superior vasco denegará la petición de suspender su ejecutividad que habían solicitado empresas que perdieron el concurso y que, según Elorza, querían "paralizar la promoción".

Las buenas intenciones se concretarán en los presupuestos desde el año 2000. Las arcas donostiarras destinarán los 3.600 millones de pesetas necesarios para la urbanización de Riberas de Loiola, donde se prevé la construcción de 1.700 pisos. También incluirán una inyección de 322 millones para la urbanización de las 96 viviendas que detalla el plan de Zubieta y 310 para el Casco de Igeldo, donde se levantarán 74 pisos.

"Ventanilla única"

En Vitoria, las personas que opten a una vivienda de protección dispondrán a partir de ahora de una ventanilla única, de modo que bastará con que inscriban su solicitud una sola vez, tanto en el Servicio Vasco de Vivienda (Etxebide) como en la Agencia Municipal de Renovación Urbana, para que sus datos queden registrados para los sucesivos sorteos.

El Ayuntamiento vitoriano aplicará esta novedad en la próxima adjudicación de 171 viviendas, cuyo proceso se ordenará la semana que viene. El sorteo se retrasará hasta el próximo mes de mayo. Según los datos de la Administración, hay casi 7.000 personas en la lista de espera. A diferencia de anteriores ocasiones, el Ayuntamiento introducirá ciertos elementos para beneficiar en el sorteo a algunos colectivos, como los menores de 35 años y discapacitados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 1999