Tribuna:Tribuna
i

Homenajes

NEGRITASUna erudita coincidencia ha venido a enturbiar el parco panorama cultural almeriense a cuenta de dos titanes de la poesía española de este siglo: José Angel Valente y José Hierro. El primero, premio Príncipe de Asturias de las Letras y también Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, entre otros; el segundo, dos veces premio Nacional de Poesía, Cervantes y Príncipe de Asturias. A los dos se les ha querido rendir tributo por su ingente obra, por su perfil humano y por lo que la combinación de ambos factores ha supuesto para la poesía contemporánea. La Delegación de Cultura y el Ayuntamiento acordó homenajear al poeta gallego, que regaló a la ciudad su presencia al fijar su residencia en Almería. El Instituto de Estudios Almerienses (IEA), por su parte, aprobó honrar al autor madrileño que, marcado por la posguerra, reflejó en sus versos la tensión constante entre su conciencia y la realidad social. De los 365 días que tiene el año ambos reconocimientos han venido a coincidir a 31 días del año 2000. La falta de coordinación entre las dos instituciones ha propiciado que el tres por mil de posibilidades de que los homenajes pudieran solaparse dieran en el clavo con los dos poetas para el 30 de noviembre. Mismo día y misma hora, también misma calle aunque distintos salones nobles: Delegación de Gobierno para el primero y Circulo Mercantil para el segundo.La funesta casualidad ha quedado en mera anécdota gracias a los reflejos de Valente que ha advertido de que no iría a su propio homenaje porque sería una descortesía para con Hierro, por lo que se ha modificado su ceremonia. Sin embargo, superado el trance, sorprende hacer recuento de las reacciones ante el problema. La concejala de Cultura, Concha Márquez (IU), en su afán por quitar hierro al asunto declaró sin sonrojo que, muy al contrario, la coincidencia "enriquece" porque uno "opta y elige" qué homenaje prefiere, igualito que cuando hay dos exposiciones de pintura. El director del IEA, Rafael Lázaro, quiso emitir un juicio salomónico al asegurar, en alusión a Cultura: "No todo el mundo tiene que estar informado al 100% de lo que hace el otro". Lástima que la delegada Martirio Tesoro afirmara con anterioridad que "siempre" hubo un miembro del IEA en la comisión organizadora del acto a Valente.

Una torpe pregunta de infancia retumba estos días en cabezas eruditas: "¿A quién quieres más, a papá o a mamá?"

MARÍA JOSÉ LÓPEZ DÍAZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de noviembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50