El nuevo fado de Mísia en el Auditori

En contra de la opinión de algunos inmovilistas musicales, la música popular y tradicional es un ente vivo y evoluciona constantemente. El fado no es una excepción: durante muchos años vivió encerrado en una cárcel de oro y diamantes pero, finalmente, las puertas se abrieron y, en los últimos tiempos, esta música portuguesa cargada de melancolía y sentimiento ha ido ensanchando sus fronteras y entrando en contacto con la realidad del mundo que la rodeaba. Una de las responsables de que el fado haya salido de los museos para convertirse en algo vivo es la cantante Mísia, que esta noche (22.30 horas) se presentará en el Auditori barcelonés.Mísia, además de aportar una voz sugestiva como pocas y cargada de sentimiento, ha sabido incorporar a la tradición del fado a un buen número de poetas contemporáneos de la lengua portuguesa que ilógicamente no habían sido atrapados por esta música. De Pessoa a Saramago o Drummond de Andrade, sin olvidar nombres procedentes del campo de la música actual como Amélia Muge, han sido introducidos por Mísia en el repertorio del fado más tradicional consiguiendo así un producto nuevo que nada pierde de sus virtudes más ancestrales.

En esta nueva actuación barcelonesa (Mísia vivió varios años en Barcelona cantando en pequeños locales al inicio de su carrera), la diva (ya merece que se le llame así a pesar de su edad) portuguesa presentará su último y aún reciente CD titulado Paixôes diagonais (Pasiones diagonales), en el que incluye varios de esos nuevos acercamientos al fado con colaboraciones de tanta enjundia como la de la pianista Maria João Pires.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 12 de noviembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50