EL 'CASO MICROSOFT'

Un juez de EEUU considera probado que Microsoft tiene "un poder monopolista"

La empresa de Bill Gates "daña a los consumidores", según el auto judicial comunicado anoche

Microsoft tiene "una posición de monopolio" en el mercado de los sistemas operativos para ordenadores personales. Así lo declaró anoche el juez Thomas Penfield Jackson en la declaración de hechos probados tras el juicio emprendido por el Gobierno de EEUU contra el principal creador mundial de programas informáticos. Para el juez, la posición del monopolio de la empresa de Bill Gates es "dañina para la innovación tecnológica y para los consumidores". Pero se reservó para dentro de varios meses precisar qué leyes viola. Y también el remedio o castigo que les corresponde.

El juez federal consideró probado que, con Windows, la empresa de Bill Gates está en una posición monopolista; esto es el argumento que había esgrimido el Gobierno a lo largo del juicio, el último del siglo contra una gran empresa que ocupa en solitario una posición decisiva en un mercado.Tres hechos indican que Microsoft disfruta de un poder monopolista, según un documento de 207 páginas hecho público por el juez. Esos tres hechos son: su amplia y estable parte de mercado; las altas barreras que existen para que la competencia acceda a ese mercado; y la falta de alternativas viables comercialmente al sistema operativo Windows.

"Esta es una gran victoria para los consumidores de Estados Unidos, el juez ha dado la razón a los argumentos del Departamento de Justicia", declaró anoche Janet Reno, fiscal general del Estado. Resumiendo la declaración de hechos del juez, Joel Klein, el fiscal que ha dirigido la demanda, dijo: "El juez ha encontrado que Microsoft es un monopolio y que sus prácticas contra la libre competencia son contrarias a la innovación tecnológica y a los consumidores".

Bill Gates emitió una declaración previamente grabada en vídeo en la que se limitó a reiterar su confianza en su empresa. Algo más explícito fue Bob Herbold, número dos de Microsoft. La declaración del juez, dijo Herbold, "no refleja la fenomenal innovación y competencia de esta industria. Ahora existen 56.000 compañías que hacen software. Tanto Gates como Herbold invitaron al Gobierno a llegar a un acuerdo antes de que el juez dicte una sentencia definitiva.

Un portavoz de Microsoft replicó anoche que la empresa seguirá luchando contra la acusación de monopolio. "Seguiremos refutando vigorosamente esto en los tribunales, pero al mismo tiempo, continuaremos tratando de resolver estos problemas en una forma justa y responsable", declaró el portavoz Jim Cullinan. Otro asesor de Microsoft, Rick Rule, manifestó que el hecho de que la empresa sea considerada un monopolio por el juez no significa que se tomen medidas en su contra, si no se demuestra primero que estableció ese monopolio con métodos ilegales.

El juez Jackson anunció esa decisión a las 18.30 horas, hora de Washingon (madrugada en España), cuando Wall Street ya estaba cerrado. Pretendía así no arrojar una bomba en mitad de las operaciones bursátiles, pero las acciones de Microsoft comenzaron a bajar de inmediato en otros mercados. Al mismo tiempo que daba cuenta personal de su decisión, el juez colocó el documento en su página en Internet. Para manifestar su vocación de neutralidad, no utilizó un procesador de textos de Microsoft, sino de otra empresa.

La constatación de hechos que el juez considera probados tras el juicio es muy dura para la empresa de Gates, al declarar que tiene una posición de monopolio y que abusa de ella para oponerse a la innovación de los competidores y dañar los intereses de los usuarios.

Lo que es ilegal

El juicio por presunto monopolio de Microsoft comenzó en octubre del pasado año. La acusación gubernamental contra Microsoft era la de pretender ampliar a la navegación por Internet el monopolio que, gracias al éxito universal de Windows, posee de hecho en el mercado de los sistemas operativos para ordenadores personales. El origen del conflicto estuvo en la incorporación gratuita a Windows del navegador Microsoft Internet Explorer. Esa política dañó seriamente a Netscape, la empresa hasta entonces líder en la navegación por el ciberespacio.Según las leyes de Estados Unidos, no es ilegal conquistar una posición de monopolio por ofrecer los mejores productos, pero sí lo es utilizar esa situación para mantenerlo o extenderlo a otras áreas. A lo largo de los 13 meses que duró la vista judicial, una gran cantidad de novedades tecnológicas y movimientos empresariales han cambiado muchas cosas. Lo más destacado ha sido la consolidación del papel de America Online (AOL), el primer proveedor mundial de acceso a Internet. Con sus más de diez millones de abonados en Estados Unidos, AOL no sólo ha hecho accesible al gran público la información, comunicación y compraventa en el ciberespacio. También se ha dotado de un capital que le ha permitido operaciones como la absorción de Compuserve, gran proveedor de acceso a Internet, y de Netscape. Esto, según Microsoft, demuestra que sigue existiendo una "vigorosa competencia" en el mundo de la informática y del ciberespacio. Pero a lo largo de esos 13 meses, el Gobierno cree haber demostrado que la voluntad de monopolio de Gates es evidente por las presiones y amenazas a numerosos fabricantes de ordenadores para promover la exclusividad de Windows.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS