Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El principal implicado en el 'caso Sanlúcar' exculpa al PSOE

El ex secretario de organización del PSOE en Sanlúcar de Barrameda y presunto autor del intento de soborno a un edil del PP, Rafael García Raposo, aseguró ayer al juez encargado del caso que el talón de cinco millones que le entregó al concejal popular Manuel Ramírez provenía de unos constructores amigos suyos, a la vez que negó que la cúpula provincial socialista o el ex alcalde Agustín Cuevas supieran nada de lo que estaba haciendo.García Raposo desveló que el talón provenía de Construcciones Zafiro, una empresa sanluqueña propiedad de Manuel Rodríguez y Fernando Moreno, ambos amigos personales del ex dirigente socialista y que, según él, desconocían el destino del dinero, pues en todo momento les dijo que lo necesitaba para la entrada de un piso.

El imputado reconoció haber comprado de su bolsillo los dos billetes de avión con destino a Lisboa con los que el edil popular debería haber desaparecido el día de la moción de censura contra Cuevas. García Raposo dijo que se reunía con Ramírez en una tienda de cocinas, y negó haberse encontrado con los alcaldes de Chipiona, Luis Mario Aparcero, y Sanlúcar, Agustín Cuevas, y con el edil popular en un cámping de la primera localidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de noviembre de 1999