Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana dice que el Plan Hidrológico tampoco se aprobará esta legislatura

El presidente Eduardo Zaplana animó ayer a los cerca de 900 asistentes a la Noche de la Economía Valenciana a aprovechar el ciclo económico y les agradeció la confianza que depositaron en su partido en las elecciones del pasado 13 de junio. Zaplana concretó sus prioridades en el empleo y la I+D, aclaró que la Feria de Valencia continuará donde está pero "mejorada" y avanzó que el Plan Hidrológico Nacional, "ya culminado" no se aprobará esta legislatura por falta de tiempo. Las organizaciones agrarias criticaron ayer este nuevo retraso.

MÁS INFORMACIÓN

Era la primera vez que el presidente de la Generalitat participaba en un acto empresarial desde las pasadas elecciones autonómicas del 13 de junio y aprovechó, ante un auditorio cercano a las 900 personas, -entre empresarios, familires y políticos- para repasar las prioridades de su gobierno en esta legislatura. La primera, la generación de empleo. El presidente repitió lo que ha sido el lema de su pasada campaña electoral y que se concreta en la creación de 150.000 nuevos puestos de trabajo en esta legislatura. Complacido con los resultados del actual ciclo económico, Zaplana ofreció a los empresarios un recital de cifras, todas positivas. Cifró el crecimiento económico regional en el 3,6%, "superior al de España", dijo; prometió 85.000 millones de pesetas en los Presupuestos del año 2000 para las pymes, además de otros 50.000 millones para políticas activas de empleo."En Investigación y Desarrollo estamos por debajo de la media y son ustedes, los empresarios, los que deben invertir. Esta tiene que ser la legislatura del I+D", manifestó el presidente, quien aseguró que la Generalitat gastará el año próximo entre un 3% y un 4% de su presupuesto en políticas de I+D. No especificó más.

De igual modo, Zaplana aseguró que continuará habiendo fondos públicos para las comunicaciones y las infraestructuras, en concreto para el AVE. "Las noticias son contradictorias, pero hay acuerdos inamovibles: el tren llegará a las tres capitales, cubrirá el trayecto entre Madrid y Alicante y Valencia en 100 minutos, y las obras de construcción empezarán en el año 2000", aseguró el político popular.

El presidente del Consell pasó por alto en su intervención cuál será el trazado definitivo o la fecha en que el tren estará en servicio que, según el calendario del Ministerio de Fomento, no será antes del 2007. "El AVE no es una cuestión de feria, no se puede decir un día una cosa y al siguiente, otra", dijo en alusión a los partidos de la oposición, en especial al socialista.

"Pero no podemos hablar sólo del AVE. También está el Plan Hidrológico Nacional, ya culminado, pero que, debido a la cercanía de las elecciones generales, no se podrá aprobar esta legislatura. Habrá que preguntárselo mañana [por hoy] al presidente Aznar".

Zaplana se refirió, por último, a una de las cuestiones que más quebraderos de cabeza le ha ocasionado desde que regresó de vacaciones: su política educativa, en la que se priman los conciertos con escuelas privadas, de élite, algunas de ellas vinculadas al Opus Dei. "Nuestra apuesta por la educación pública es visible", dijo, a pesar de que el presupuesto de la Generalitat para la educación privada crecerá en el 2000 un 42% frente a un aumento del 11% de la pública.

El presidente de la Generalitat acabó su intervención, que duró casi 35 minutos, condenando el discurso "derrotista" de algunos. "Creo que el discurso derrotista no tiene sitio aquí, la crítica, sí. Pero negarlo todo va contra los intereses generales", resumió.

La invervención de Zaplana, en particular sus manifestaciones sobre el posible retraso del Plan Hidrológico, causaron ayer una respuesta airada de las organizaciones agrarias. Lucio Monteagudo, secretario general de la Unió de Llauradors-COAG, calificó de "auténtica tomadura de pelo" esa nueva prórroga. "El plan ha servido para hacer campañas electorales, pero para nada más. Me da la sensación de que lo utilizarán también en la próxima", dijo Monteagudo. El presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, lamentó que se produjera otro retraso "porque la agricultura valenciana es de regadío y necesita de garantías hídricas para tener futuro". Según Aguado, los agricultores llevan muchos años esperando y "entre unos y otros" han retrasado su aprobación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de noviembre de 1999

Más información

  • El presidente admite el déficit en I+D y se compromete a subsanarlo