Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cautelas sobre cautelas

El proyecto de ley de acompañamiento de los presupuestos, aprobado ayer por el pleno del Consell, dilata un año el plazo para la elaboración del catálogo de zonas húmedas. Según la versión oficial se trata de atender el gran número de alegaciones formuladas para definir el mejor catálogo posible a escala detallada. En el interín, el Consell ha decidido adoptar medidas cautelares para la protección de las zonas húmedas. Así, las medidas de planeamiento o solicitud de licencias y las actuaciones hidrológicas en zonas húmedas requerirán la autorización de la Consejería de Medio Ambiente, que también controlará los vertidos que puedan resultar perjudiciales.

Las medidas resultan redundantes puesto que la legislación vigente sobre espacios naturales protegidos establece que las zonas húmedas serán preservadas para evitar su desecación y serán clasificadas como suelo no urbanizable, al tiempo que exige el control de los vertidos que puedan influir en la calidad de las aguas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de noviembre de 1999