Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Quienes combaten el hachís también lo fuman"

Está algo cansado de que de su brillante producción sólo se reconozca su fundamental contribución al conocimiento científico del mundo de las drogas (Aprendiendo de las drogas, Historia general de las drogas, La cuestión del cáñamo...). Pero es consciente de que mucha gente lo busca como un sabio necesario en un tema donde el oscurantismo oficial intenta confundirlo todo. Antonio Escohotado (Madrid, 1941), profesor de sociología de la UNED, premio Anagrama de Ensayo 1999 con Caos y orden, ha vuelto a vivir el entusiasmo que despiertan sus ideas en Málaga, donde ha dialogado con más de 200 jóvenes en las jornadas organizadas por la Arseca sobre el futuro legal, médico y lúdico del cannabis.Pregunta. ¿Ha tenido que revisar su actitud hacia las drogas?

Respuesta. No. Errores he tenido en todo lo demás. Ahora que ya soy mayor, voy aceptando que cantidades más pequeñas me hacen más efecto y que para no tener un mal rollo debo ser cada vez más moderado a la hora de consumirlas.

P. ¿Es ahora más dura la represión contra el cannabis?

R. Ahora hay un endurecimiento más verbal. La represión de hace algún tiempo era incomparablemente superior. Hace 10 ó 20 años ibas a la cárcel por fumarte un porro. En el caso del cáñamo, la represión actual es un efecto de estirar la pata: cuando algo está muriéndose, primero se sacude vivamente.

P. Hubo unos años donde usted iba a programas de televisión donde se debatían temas relacionados con las drogas. En Argentina le llegaron a poner en busca y captura por apología del crimen. Aquí estuvo dos veces en la cárcel. Pero ya no va a la tele.

R. Básicamente iba por responsabilidad y por dinero: soy un pratriarca y cargo yo solo con la custodia de mi familia. Pero ahora este tipo de programas colectivos ha entrado en crisis. La televisión del futuro es claramente temática.

P. ¿Por qué en España no se liberaliza el cáñamo?

R. Porque EE UU controla la política mundial. El político ya no es autor, es actor. La permisividad o la represión depende de saber qué medidas les van a dar más votos. Ahora el hijo de Bush ha reconocido ser consumidor de cocaína. En España, la primera época socialista fue muy permisiva. Luis Yáñez escribió un par de artículos interesantes en esa onda. Pero como sacaron presos de las cárceles y subió el nivel de delitos callejero, se acojonaron y acabaron sacando la Ley Corcuera.

P. ¿La batalla del cáñamo se ganará?

R. Ya está ganada. Aún seguirán poniendo multas y molestando, pero está del todo punto ganada. Los que lo combaten, también fuman hachís. Como hace mucho tiempo que no existe separación entre la policía y los verdaderos narcotraficantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de octubre de 1999

Más información

  • ANTONIO ESCOHOTADO FILÓSOFO