Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso asegura que el PNV se retracta ahora de un acuerdo en política fiscal

El alcalde de Vitoria, el popular Alfonso Alonso, desveló ayer un significativo detalle sobre las negociaciones con la oposición para aprobar las ordenanzas fiscales. Alonso asegura que se siente "convencido de llegar a un acuerdo". Pero al tiempo afirma que había llegado a "un nivel de entendimiento profundo" con el PNV para aprobar el proyecto y que ahora los nacionalistas se retractan. "Critican una aportación que ellos mismos habían hecho", dice. Las dificultades que está teniendo hacen pensar en una posible prórroga.

El alcalde del PP no vincula esa supuesta marcha atrás del PNV en política fiscal con unas posibles directrices marcadas por la cúpula nacionalista. "Creo que no; tal vez sea por ingenuidad", comentó Alonso, quien además asegura que no ha visto "afán de boicotear" en los concejales peneuvistas. Él aún se siente optimista y no se resigna a prorrogar los presupuestos: "Estoy convencido de llegar a un consenso". Incluso sugiere que está dispuesto a ceder en sus pretensiones porque "el que presenta el proyecto es quien tiene que modificarlo".Los hechos, sin embargo, apuntan hacia lo contrario. El PNV ha presentado públicamente unas reticencias hacia el proyecto que difícilmente permitirán su apoyo. Los nacionalistas piden al PP que congele todos los impuestos y servicios municipales. Los socialistas se han distanciado desde un primer momento. Han redactado una veintena de alegaciones, cuyo plazo de presentación termina hoy. Los demás grupos de la oposición también están en contra de los populares. EH anunció ayer que interpondrá 17 alegaciones.

Alonso habla de "lealtad" y hace un llamamiento a que los demás concejales "sean responsables". Sin embargo, él mismo desveló un cambio de rumbo en el PNV, el único grupo que por afinidad en materia económica podría darle el respaldo [en los dos años anteriores el PP apoyó el proyecto de los nacionalistas]. El alcalde aseguró que el concejal delegado de Hacienda se reunió con todos los grupos y que con el PNV se llegó a "un nivel de entendimiento profundo", incluso aportando sugerencias. Luego, añadió, "adoptó una posición totalmente distinta. Criticó incluso sus propias aportaciones al proyecto. Nosotros, cuando estuvimos en la oposición, hicimos un esfuerzo y un ejercicio de responsabilidad. Ellos ahora no lo ven igual".

Por otra parte, el equipo de gobierno municipal se reunió ayer para acordar el traslado a un edificio de la calle San Prudencio de varios servicios. Éste se considera el preludio de la futura centralización de las oficinas municipales, prevista para esta legislatura. Alonso avanzó ayer que se trasladará al norte, posiblemente a la plaza de Honduras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de octubre de 1999

Más información

  • El alcalde de Vitoria está "convencido" de que llegará a un consenso