Italia reduce el impuesto sobre las gasolinas para frenar la inflación

El Gobierno italiano decidió ayer reducir el impuesto que grava las gasolinas en una media de 2,55 pesetas por litro. La medida entrará en vigor desde ahora hasta las Navidades. La decisión responde a que el impacto de los precios de las gasolinas en el reciente aumento de la inflación que, según datos del Instituto de Estadística (Istat), se sitúa en octubre en el 2%. La medida tendrá más efectos piscológicos que reales, ya que desde mediados de octubre el precio de la súper oscilaba en torno a las 232 pesetas por litro y la rebaja es sólo transitoria. Por otro lado, no es sólo la gasolina, sino el inminente aumento de las facturas del gas y la electricidad, los factores que amenazan con un repunte del IPC.

Italia se encuentra en estos momentos entre los países de la UE con una inflación más alta, al mismo nivel que Bélgica y superada únicamente por Irlanda (2,6%), y España (2,5%), con el agravante de que estos dos países crecen con índices muy por encima de Italia, estancada en el 1,9% del PIB. Aun así, el Ejecutivo de centroizquierda, que atraviesa en estos momentos una aguda crisis, ha sido reconfortado por la noticia de la producción industrial italiana ha sido la que más ha crecido en el marco de la UE en el trimestre de junio a agosto. En septiembre, la producción industrial italiana subió un 7,3% frente al mismo mes de 1998.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de octubre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50