El PSOE se queda sin apoyos en Chipiona tras salir IU "cautelarmente" de la coalición

El PSOE de Cádiz comenzó a acusar ayer los efectos institucionales del presunto caso de soborno detectado en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Por la mañana, IU retiró su apoyo "de manera cautelar" al gobierno de la vecina localidad de Chipiona, cuyo alcalde, el socialista Luis Mario Aparcero, está también presuntamente implicado en el intento de compra del concejal del PP sanluqueño Manuel Ramírez.El concejal de IU le garantizaba la mayoría absoluta a los socialistas. La coalición de izquierdas acordó salir "cautelarmente" del gobierno local y solicitar al PSOE la "inmediata sustitución" de Aparcero. Con todo, no secundará la moción de censura que propugna el PP.

Horas más tarde, los cuatro concejales que aún permanecían en el grupo socialista en Sanlúcar no acudieron a la reunión en la sede del partido en Cádiz en la que debían explicar su desobediencia a la hora de proponer al cuestionado ex alcalde Agustín Cuevas como edil liberado del grupo -con lo que cobraría 200.000 pesetas- y portavoz. Cuando la ejecutiva provincial estaba a punto de pedir la disolución del grupo municipal, los cuatro ediles dieron marcha atrás y el partido les ha dado más tiempo. El ex alcalde Agustín Cuevas tiene abierto expediente y será expulsado la semana próxima.

La atención del caso sigue fijada en el rastro del dinero entregado a Ramírez-15 millones y medio en metálico, 29 en letras y cinco en un cheque bancario-. Cuevas no va a hablar hasta el pleno ordinario del día 28.

Pero siguen goteando detalles sobre el caso. La firma de Ramírez en los documentos rubricados ante la juez es distinta de la que aparece en los acuerdos alcanzados con los socialistas, donde sólo figuran las iniciales. La juez ha decidido, además, no conceder protección policial al edil del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50