Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Antonio Fortún, pintor

El pintor zaragozano Antonio Fortún fue enterrado ayer, en su pueblo natal de Samper de Salz (Zaragoza), rodeado de pintores y amigos. El artista falleció a causa de una rápida enfermedad a los 54 años y ayer sus amigos recordaban la trayectoria de este hombre, que fue un pintor notable a finales de los años sesenta y un "agitador cultural" de Zaragoza.Fundador del grupo Azuda, con Blanco, Cano, Giralt y Dolader, sus obras abrieron nuevos horizontes en los primeros setenta. Con una excepcional sensibilidad para el color, el pintor hizo valer su gran formación intelectual en su trabajo. Pero si como autor marcó una etapa, su faceta de galerista en ese tiempo no es menos importante. En su galería Atenas, de Zaragoza, pudo verse la obra de Picasso, Tapies, o del grupo Crónica.

Ayer, en su entierro, las instituciones aragonesas estuvieron también presentes. Fortún realizó su última exposición el pasado mes de enero en las salas del palacio de Sástago. Aquella exposición tuvo un título premonitorio, Cuadernos para una donación, en la que recorría su trayectoria desde los años setenta. En ella había obras que nunca antes habían sido expuestas.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 1999