Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La brigada contra el fraude interroga a Netanyahu y a su mujer

El ex primer ministro israelí Benjamín Netanyahu celebró ayer su 50º cumpleaños en una comisaría de Tel Aviv, donde fue interrogado durante horas, junto con su esposa Sarah, por dos supuestos delitos de corrupción cometidos durante los tres años (1996 a 1999) en los que permaneció al frente del Gobierno. El juzgado estudia la posibilidad de iniciar un tercer procedimiento criminal contra este dirigente político, ex líder del partido Likud (derecha).El interrogatorio del matrimonio Netanyahu se produjo pocas horas después de que los funcionarios de la Policía Judicial de Jerusalén dieran por finalizado un largo registro en la casa y en el despacho particular del ex primer ministro, donde se incautaron de decenas de objetos de valor -cuadros y piezas de oro y plata- que recibió durante el tiempo en el que estuvo al frente del Gobierno y que, por ley, debía haber entregado al Estado cuando abandonó la residencia oficial en junio.

Los Netanyahu fueron interrogados también por un intento de apropiación indebida, cometida durante los últimos meses de permanencia en la jefatura del Gobierno, cuando trataron de pagar con fondos del Estado una cuenta de 100.000 dólares (unos 16 millones de pesetas) presentada por un industrial de Jerusalén, Avner Amedi, que les había prestado diversos servicios privados, especialmente en su residencia particular en Jerusalén.

La policía israelí consiguió las principales evidencias de la culpabilidad de los Netanyahu gracias a la colaboración del citado industrial, que hace dos semanas firmó un pacto con el juez encargado del caso comprometiéndose a facilitar pruebas contra el ex primer ministro si él recibía a cambio un trato de favor.

El industrial Amedi, propietario, entre otros negocios, de una empresa de mudanzas, aseguró haber trasladado cerca de un millar de enormes cajas de cartón de las oficinas oficiales del primer ministro a la residencia y la oficina particular de los Netanyahu cuando este perdió las elecciones de mayo, en el interior de las cuales se encontraron muchos de los regalos oficiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de octubre de 1999