Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuerte demanda de petróleo

La fuerte caída que el precio del barril de petróleo experimentó a finales de la primera semana de octubre se debió, según los analistas, a un informe de la agencia Reuters que afirmaba que los miembros de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) había aumentado su producción. Pero una semana después, otro informe, en este caso de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), impactó de forma inversa en la evolución del precio del crudo, contribuyendo a su recuperación.

Aunque la AIE coincidió con Reuters en cuanto a que los miembros de la OPEP habían aumentado su producción en el mes de septiembre con respecto al mes anterior, incumpliendo así sus pactos de recorte de extracción, también certificó que la demanda mundial de crudo crecería para finales de este año hasta los 76,9 millones de barriles diarios, unos 300.000 barriles por encima de lo esperado.

Con estos datos, los inversores del mercado concluyeron que aún cuando la OPEP flexibilizara un poco sus acuerdos, si la demanda sigue en aumento, el equilibrio entre ésta y la oferta se mantendría. Así, el mismo día en que se conoció el informe de la AIE, el lunes 11 de octubre, el precio del petróleo comenzó a recuperar el terreno que había perdido durante las tres últimas jornadas de la semana anterior.

Según los analistas, si la OPEP mantiene un cumplimiento no menor al 80% de sus compromisos de reducción (hoy están en el 86%) el precio del barril se mantendrá fácilmente entre los 21 y 22 dólares hasta finales de año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de octubre de 1999