Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El compositor de "Rocky" se confiesa barroco

Quien más y quien menos ha tarareado alguna vez Gonna fly now, la canción que sirvió como base para la banda sonora de la película Rocky. A partir de una composición de sus tiempos de estudiante, Bill Conti creó uno de los temas míticos de la música cinematográfica contemporánea. "Partiendo del tema de Éxodo desarrollé una fuga con la que compuse el tema de Rocky", desvela Conti quien se considera, medio en broma medio en serio, un compositor "barroco en el sentido de que me pagan por componer".Este americano de ascendencia italiana pasea estos días por Valencia su original sentido de la música con simpatía y fino sentido de la ironía. Ayer dirigió a la Orquesta Municipal de Valencia en un concierto en el que incluyó algunas de sus más famosas composiciones. Su preferida, la que ilustró la película Gloria de John Cassavettes fue una obra surgida del atrevimiento personal del director norteamericano: "John me dijo que no tenía ni idea de música y por ello me había contratado. Por eso trabajé con la mayor libertad". Sus grandes éxitos, aparte de Rocky, vinieron en la década de los ochenta, con la dinámica música de Karate Kid o la sugestiva de Evasión o victoria. "En aquellos años era joven y quería cada vez más. Con el tiempo te acomodas un poco y te cansas de buscar la siguiente película". Era la época del boom de los seriales televisivos y Conti firmó la pegadiza cabecera de Dinastía cuya estructura es "como la de un cuento de Borges, más corta pero que debe explicar lo que viene a continuación en imágenes".

Si Bill Conti es uno de las vacas sagradas de la composición cinemátográfica, es también por ser el encargado de la dirección musical de la ceremonia de los óscars de Hollywood. "Para cualquier compositor, dirigir la música en la ceremonia es un honor. Es un trabajo muy complicado porque, además de las cinco canciones originales nominadas, hay 33 categorías con cinco músicas diferentes en cada una. En el momento en el que el presentador anuncia el nombre del ganador hay que tener grandes reflejos para elegir la partitura correcta", afirma quien recibió un óscar por la banda sonora original de Elegidos para la gloria de Phillip Kaufman. Elegido para la gloria gracias a su música, Conti es consciente de que las composiciones que escribe no pasarán a la historia como las de los clásicos: "La música en el cine es entretenimiento, la de Mozart o Beethoven, arte".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de octubre de 1999