Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE SAN LUCAS

Toreo magistral de Curro y Antoñete

No necesariamente cualquier tiempo pasado fue mejor, pero en el toreo se agradece cuando aparecen formas y tipos que ya habían pasado a la historia. Una historia que todavía está viva y que tiene por protagonistas al madrileño Antoñete y al sevillano Curro Romero.De los dos siempre se puede esperar algo bueno, aunque sin exageraciones por aquello de que los años no perdonan. Y eso fue el milagro de la tarde de ayer en Jaén: la generosidad en calidad y cantidad del buen toreo.

Una delicia ver torear a Curro Romero, y no se diga a Antoñete, a pesar de que cada uno se reservó en uno de sus respectivos toros. El madrileño no estuvo a gusto en el que abrió plaza, con algún que otro paso atrás, y desde luego muy breve. En el quinto, por contra, dictó una lección magistral. Conocimiento exacto de terrenos y distancias y magnífica aportación del temple. La figura muy asentada y las "muñecas rotas", un toreo de absoluta maravilla.

Curro se explayó en el toreo a la verónica, de genial interpretación, en los lances de recibo a su primer toro, en un quite posterior en este mismo y en su turno en el segundo del compañero. Por si faltaba, Curro se empleó también con la muleta en su primer toro. Le pidieron con fuerza la segunda oreja, que el presidente no quiso conceder.

El joven rejoneador local Alvaro Montes no desentonó en tarde de tanto brillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de octubre de 1999