Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arenas apela al voto útil al PP para frenar tentaciones independentistas

El secretario general del Partido Popular (PP), Javier Arenas, recurrió ayer en Tarragona al fantasma del independentismo de un futuro gobierno entre Convergència i Unió (CiU) y Esquerra Republicana (ERC) para hacer un llamamiento en favor del voto útil hacia el PP. Arenas hizo varias referencias a la necesidad de evitar tentaciones independentistas -"que puede haberlas", dijo- y pidió fuerza para su candidato, Alberto Fernández Díaz, quien volvió a centrar su discurso en la defensa del bilingüismo.

Arenas celebró el mitin central de las comarcas de Tarragona el último día de campaña, lo que indica claramente la prioridad que los conservadores le dan a esta circunscripción. Tarragona ha sido tradicionalmente la provincia en la que el PP de Cataluña ha obtenido un porcentaje de votos más alto, pero algunas encuestas señalan que en esta ocasión puede llegar a perder el segundo escaño, que correspondería al secretario general, Rafael Luna. El PP cerró la campaña con una cena en un polideportivo de Badalona.El mitin de Tarragona, que se celebró en el Fortí de la Reina, congregó a unas 900 personas y estuvo centrado en lo que ha sido el eje de la campaña: reivindicar para el PP el mérito del trabajo realizado por el Gobierno de España en los últimos tres años, presentarse como una fuerza moderada frente a los radicalismos nacionalistas y defender apasionadamente la pluralidad lingüística.

Arenas pidió el voto para el PP porque, según dijo, "es la garantía de la Cataluña plural del futuro" e hizo especial mención de los pequeños y medianos empresarios, que "en estos tres años de Gobierno popular se han arriesgado para crear nuevo empleo en la sociedad catalana". El secretario general del PP se enorgulleció de que en su partido no quepan personas que se sientan únicamente catalanas y no españolas.

Asimismo Arenas se deshizo en elogios hacia el candidato del PP a la presidencia de la Generalitat, Alberto Fernández Díaz, cuyo futuro al frente del PP depende en buena parte de los resultados que obtenga el domingo. Destacó su juventud y afirmó que a pesar de ello ha "hecho una gran campaña, sin caer en el insulto como sus adversarios y sin adoptar actitudes de vedettismo". A lo largo de la campaña, los elogios de altos cargos del partido hacia Fernández Díaz han sido constantes y el propio Arenas ha dicho en más de una ocasión que "encabeza y encabezará al PP de Cataluña".

Sectores moderados

Fernández Díaz volvió a centrar el discurso de la última jornada de campaña en el terreno en el que se siente más cómodo: la defensa del pluralismo y del bilingüismo. "El bilingüismo es el hecho diferencial que nos caracteriza como pueblo", exclamó el candidato conservador, con muestras evidentes de afonía.

Fernández Díaz pidió a los sectores moderados de CiU que se pasen al PP y den prioridad a la eficacia económica frente a las "aventuras" nacionalistas que puede implicar un gobierno de CiU apoyado por ERC. A estos mismos electores les pidió que reflexionaran sobre si el balance del Gobierno del PSOE es equiparable al "trienio de progreso" que a su juicio ha supuesto el Gobierno de José María Aznar.

Fernández Díaz aseguró que ha habido ministros que en estos tres años han hecho más por Cataluña que algunos dirigentes de Convergència en 19 años.

Tanto Arenas como Fernández Díaz coincidieron en centrar sus críticas en convergentes y socialistas. De estos últimos llegaron a asegurar que, además de realizar un discurso ambiguo, han ejercido de "fiel monaguillo de Convergència" en la pasada legislatura, obviando que el PP ha actuado como sostén parlamentario de CiU a lo largo de la legislatura.

El candidato conservador a la presidencia de la Generalitat empezó ayer muy temprano con sus críticas hacia Jordi Pujol. A primerísima hora, Fernández Díaz visitó Mercabarna y acusó a Pujol de confundir Cataluña con el nacionalismo. A su juicio, Cataluña "no necesita un gobierno nacionalista, sino uno eficaz y con sensibilidad social", informa Efe. La presidenta del Senado, Esperanza Aguirre, estuvo también ayer en Cataluña haciendo campaña por el PP y recorrió el mercado de la Boqueria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de octubre de 1999

Más información

  • Alberto Fernández: "El bilingüismo es nuestro hecho diferencial"