El Senado de México pide que el Gobierno acepte ayuda internacional

La negativa del Gobierno mexicano a recibir ayuda internacional contra la devastación causada en el sur y centro del país por las inundaciones más graves de esta década ha sido acogida con protestas por amplios sectores de opinión, y condujo al Senado a aprobar una resolución que pide al presidente, Ernesto Zedillo, "reconsiderar su decisión y aceptar la ayuda internacional". España, Estados Unidos y la ONU comunicaron su disposición al rescate y reconstrucción de los Estados anegados por el lodo. Y en tanto, el jefe de Gobierno llamaba a los aspirantes a la presidencia en las elecciones del 2000 a no lucrarse políticamente con la tragedia. Han sido denunciados casos de chantajes partidistas en el reparto de la asistencia, y la distribución de botellas de leche con la imagen de Francisco Labastida, uno de los cuatro precandidatos del oficial Partido Revolucionario Institucional (PRI). Denuncias sobre instrumentalización política han sido efectuadas también contra los precandidatos Roberto Madrazo y Manuel Bartlett.

La polémica sobre la asistencia arrancó durante la primera visita de Zedillo a las zonas destruidas, hace cinco días. Una de las víctimas gritó: "¡Pida ayuda a Estados Unidos, que nos mande un helicóptero!". "No señor, los mexicanos podemos solos", respondió Zedillo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS