Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU aventaja en 6,9 puntos a los socialistas, según un sondeo del CIS

Convergència i Unió (CiU) ganará las elecciones autonómicas del próximo día 17 con el 38,6% de los votos válidos, seguida a 6,9% puntos de distancia por el Partit del Socialistes de Catalunya (PSC), según el estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) difundido ayer por el Gobierno. De confirmarse estos resultados, la coalición liderada por Pujol tendría entre 57 y 59 escaños —de uno a tres menos, que ahora— y quedaría muy lejos de la mayoría absoluta, que podría completar pactando con PP o ERC.

Según la proyección de escaños del CIS —a partir de 3.590 entrevistas personales realizadas entre el 16 de septiembre y el 3 de octubre pasados— el PSC es el único partido que gana diputados, de 11 a 13, respecto a la actual composición del Parlamento catalán.

CiU pierde entre uno y tres escaños; el PP dos o tres; Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) puede quedarse igual o retroceder dos; e Iniciativa per Catalunya-Verds pierde seis o siete. Los resultados del grupo de Rafael Ribó deben, sin embargo, matizarse; pues sólo se presenta en Barcelona, mientras que en el resto de Cataluña (donde obtuvo un escaño en 1995) concurre en coalición con el PSC Esquerra Unida i Alternativa (EUA), la lista que representa a Anguita, se queda fuera del Parlament.

El estudio del CIS atribuye la victoria a CiU en las cuatro provincias, aunque la mayor ventaja sobre el PSC se produce en Lleida (22,6 puntos) y la menor, en Barcelona (3,6).

El aumento de escaños del PSC es la única buena noticia que la encuesta tiene para Maragall. De confirmarse sus resultados, el candidato socialista no podría gobernar, ni siquiera aliándose a la vez con IC y ERC. Por el contrario, Pujol, pese a quedar lejos de la mayoría absoluta, podría gobernar con el apoyo del PP o de ERC.

El resultado del estudio coincide con la opinión de los encuestados: el 63,7% cree que Pujol ganará las elecciones y sólo el 18,3% atribuye la victoria a Maragall. Entre los primeros, el 68,6% piensa que lo hará sin mayoría absoluta. A la hora de buscar alianzas la opción preferida (31,3%) es un pacto entre CiU y PSC; seguida de un acuerdo con ERC (28,5%) y con el PP (14,9%). El sondeo no revela qué opción prefieren los votantes de Pujol.

El estudio del CIS presenta una aparente incongruencia, que el secretario de Estado para las Relaciones con las Cortes, José María Michavila, no supo explicar ayer: aunque el 70,8% de los encuestados dice que votará "con toda seguridad", el CIS ha realizado la proyección de votos y escaños con una participación estimada del 65,6%.

Respecto a la incidencia de la campaña, el 26,1% de los que consideran seguro o probable que voten aún no ha decidido su opción (21,8% del total). El 37% de ellos duda entre CiU y el PSC y, en mucha menor medida, entre CiU y ERC (10%) y entre CiU y el PP (7,3%).

Los que declaran a quién votarán se decantan en primer lugar por CiU (33,2%), seguida del PSC (22,8%), ERC (5,3%), PP (4,8%) e IC (3,2%). Significativamente, ERC es la tercera fuerza por voto declarado, pero retrocede al cuarto puesto en proyección de votos y escaños.

El 45% de los encuestados se declara tan español como catalán; el 23% más catalán; y el 13,6% sólo catalán. El 6,5% más español y el 9,3%, sólo español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 1999

Más información

  • La coalición, sin mayoría absoluta, necesitaría el apoyo del PP o ERC