La cosecha de uva asciende a 258.000 toneladas, un 11% más que en 1998

La producción de uva en la pasada vendimia ascendió a 258.000 toneladas, un 11% más que en la campaña de 1998, en la que se recolectaron 233.000 toneladas de fruto, según datos facilitados ayer en Córdoba por el consejero de Agricultura, Paulino Plata. La Consejería estima que la comercialización de la uva recogida puede generar en el mercado un total de 35.000 millones de pesetas. Junto al importante volumen, Plata destacó la excelente calidad del fruto en la campaña que acaba de terminar.

El consejero se congratuló por el hecho de que la producción haya superado las previsiones más optimistas y por la calidad del fruto. De las 43.275 hectáreas dedicadas a la viña en la región, el 65% de esta superficie, 28.000 hectáreas, se encuentra regulado por las denominaciones de origen. El cultivo de la uva generó, además, 3.100.000 jornales, de los cuales 430.000 responden a la recolección del fruto.Por zonas de producción, el volumen más importante de uva se alcanzó en la comarca de Jerez, con 116.000 toneladas de fruto recogidas, un 7% más que en 1998, año en el que se recolectaron 109.000 toneladas. Plata calificó la calidad de la uva gaditana como "excelente". La vid originó en Jerez en la pasada campaña 774.000 jornales, de ellos 107.000 corresponden a la recogida de la uva.

La segunda zona en importancia por volumen recolectado fue la comarca cordobesa de Montilla-Moriles, donde se produjeron 66.000 toneladas de uva, con un aumento de un 20% en la producción respecto a la campaña anterior. La comarca de Montilla dispuso de 10.200 hectáreas de vid, que originaron 638.000 jornales, de los cuales 100.000 fueron en época de recogida del fruto.

En Huelva, en la zona de Almonte hubo una producción de 53.000 toneladas, un 5% menos que en el año anterior, y la comarca de Bollullos recolectó un total de 23.000 toneladas. Por último, la producción de uva en Málaga fue desigual. En la Axarquía, afectada por altas temperaturas en junio, se produjeron 1.600 toneladas de uva; mientras que en Mollina, con una "campaña normal-media", según Plata, se obtuvieron 6.000 toneladas de fruto.

Plata recalcó el buen momento del sector, que, a su juicio, debe ser aprovechado para la modernización con la implantación de regadíos y la diversificación de la oferta, para dar respuesta a la creciente demanda de vinos jóvenes y afrutados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 06 de octubre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50