Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal de Estrasburgo paraliza una expulsión de gitanos en Bélgica

Los inmigrantes podrán defenderse mejor

Estrasburgo

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, tomó ayer una medida cautelar muy excepcional, encaminada a paralizar durante una semana la expulsión por las autoridades belgas de una familia integrada por cuatro gitanos, que estaba previsto que regresaran ayer a Eslovaquia con otros 90 en situación irregular.Como consecuencia de una demanda urgente presentada por dicha familia ante el Tribunal de Estrasburgo, una sala integrada por siete jueces -del total de 41 jueces del Tribunal, uno por cada uno de los países del Consejo de Europa- ha aplicado la norma que prevé tomar medidas provisionales de protección de los derechos humanos, especialmente en el caso de expulsión de extranjeros. Tales medidas se utilizan para personas amenazadas de expulsión desde un país del Consejo de Europa a otro en el que exista riesgo de que sufran torturas, tratos inhumanos o degradantes o pena de muerte.

Las medidas tomadas por el Tribunal de Estrasburgo no son jurídicamente obligatorias para Bélgica, pero en la mayoría de los casos los gobiernos las acatan, según fuentes del Tribunal. En este caso, la medida se basa en que el Consejo de Estado belga no había examinado el recurso de la familia gitana contra la orden de expulsión.

El objetivo de la medida cautelar es evitar que los hechos consumados impidan el respeto a los derechos de los inmigrantes y, en cambio, "permitir que la situación se aclare", según un portavoz del Tribunal. Los 90 gitanos eslovacos expulsados han visto su demanda de asilo rechazada y ninguno de ellos puede beneficiarse del procedimiento de regularización de los sin papeles, anunciado por el Gobierno belga el 24 de septiembre.

Gracias a la demanda ante el Tribunal de Estrasburgo, la expulsión de la familia gitana se ha paralizado y será posible que su caso sea analizado antes de ejecutar la orden de expulsión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de octubre de 1999