Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL Liga de Campeones

Van Gaal: "Es una gran decepción"

Suker dice a los aficionados que es mejor que no le piten, porque así le motivan

Hubo cierto desencanto en el Barça al término del partido. El empate tuvo un sabor agridulce entre los técnicos y jugadores que se resignaron ante la evidencia del duelo. Fue Louis Van Gaal quien se mostró más agrio. Aceptó el resultado como bueno para los intereses azulgranas tras el empate del Fiorentina en Estocolmo, ante el Solna, factor que permite al Barça seguir liderando el grupo con siete puntos. Van Gaal, sin embargo, criticó a su equipo: "Cuando se está por delante en el marcador y el contrario juega con 10 jugadores, es una decepción grande", señaló con una ligera irritación. El técnico se quejó de la euforia desatada en el entorno, tras la gran victoria del Barça ante el Fiorentina la pasada semana. "Ya avisé que era un partido y nada más. La denominación de Dream Team que escribió la prensa no nos preocupaba al plantel. Y hoy se ha visto la confirmación de nuestro alto nivel en la primera parte".¿Por qué el Barça bajó el rendimiento tras el descanso? "El Arsenal jugó muy duro tanto en el aspecto físico como mental. Presionó bien y mi equipo no supo salir de ese cuerpo a cuerpo. No obstante, los ingleses no crearon demasiadas ocasiones de gol y por eso creo que pudimos ganar", respondió Van Gaal, quien negó que sus jugadores estuvieran cansados por el alto ritmo que imprimieron en el primer tiempo. Expresó el holandés que el Barça cambió el juego raso de la primera parte por el aéreo del segundo debido a la presión que ejerció el Arsenal: "Se escogió los asistencias largas y altas por este motivo y eso fue bueno para los ingleses, especialmente para los centrales, Adams y Keown".

Pep Guardiola también se mostró enfadado. "Pudimos liquidar la clasificación y no lo hicimos", dijo. Negó el capitán que fue el cansancio el motivo del bajón del equipo y señaló que el Barça tiene capacidad para salir de cualquier obstáculo, en este caso de la presión del Arsenal: "El Barça tiene recursos técnicos para salir de esa presión. No fue una cuestión psicológica, ni de agotamiento físico. Nos costó salir de ese cuerpo a cuerpo, pero no es un síntoma preocupante". Sergi argumentó que el Arsenal estuvo mejor posicionado en el campo en el segundo tiempo: "Cuando hay que correr tras el balón siempre es malo".

La entrada de Davor Suker en el campo encendió el partido. Pisó el césped del Camp Nou ya en la parte final del encuentro, pero participó de forma decisiva en la consecución del gol del Arsenal. El ex madridista pareció esperar la respuesta que obtuvo del público azulgrana. "Yo no tengo nada contra el Barcelona", comentó el delantero croata. "Pero es mejor que no me silben porque eso me motiva y es peor".

Suker explicó que sus compañeros no entendieron los silbidos. "Quedaron muy sorprendidos", indicó. "Pero yo me sentí bien en el campo y muy motivado. Para mí jugar ahora con el Arsenal, después de haber estado en el Madrid y en otros grandes equipos, es como un sueño". Suker se mostró optimista en cuanto al futuro de su equipo en la Liga de Campeones. "Creo que pasaremos el Barça y nosotros", dijo. "Veo muy fuerte al Barça". Arsène Wenger, entrenador del Arsenal, por su parte, restó trascendencia a las 31 faltas cometidas por sus jugadores durante el partido. "En Inglaterra el fútbol es diferente y más duro. Creo que hemos sido suaves", alegó. Y agregó: "Estoy encantado con el resultado. El Barça estuvo muy bien en la primera parte y no se le pudo detener. Pero la segunda fue del Arsenal. Y pienso que merecimos el empate".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de septiembre de 1999