El pleno de Torrejón, suspendido por las protestas de los vecinos

El pleno del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz (91.180 habitantes) acabó ayer de forma abrupta. Las protestas de los más de cien vecinos que abarrotaban el salón de plenos, ante la incapacidad de los grupos municipales para zanjar la cuestión del traslado de los 3.000 cadáveres que reposan en el Cementerio Viejo, obligaron a suspender el acto a las cuatro horas de su inicio.Los nervios se desataron cuando los cinco grupos políticos con representación municipal -diez concejales del equipo de gobierno socialista, otros siete del PP, cuatro del Partido Demócrata Español (PADE), dos del partido local Unidad Ciudadana y uno de IU- comenzaron a debatir el punto referido a la clausura de este cementerio y el traslado de los cuerpos al nuevo osario. Al cabo de más de una hora llegaron al acuerdo de que el traslado sería gratuito (en principio lo pagaban los familiares). Pero el PADE se abstuvo en la votación y los vecinos montaron en cólera contra su portavoz, Julián López.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS