Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento abre 12 expedientes a líneas aéreas por exceso de ruido nocturno

El Ministerio de Fomento ha abierto 12 expedientes sancionadores a compañías aéreas por superar a lo largo de este año los niveles de ruido permitidos en el Aeropuerto de Barajas. La Dirección General de Aviación Civil asegura que las aeronaves no respetaron las limitaciones nocturnas (55 decibelios). Ahora las empresas disponen de un plazo de tres meses para presentar alegaciones.

Las infracciones, consideradas graves, pueden derivar en multas de un millón de pesetas, según explicó ayer un portavoz de Fomento, quien aseguró que "se impulsará al máximo la tramitación de estos expedientes" para disuadir futuros incumplimientos de la normativa". "Así se velará por la tranquilidad acústica de los municipios colindantes a la zona aeroportuaria", añadió.El control del ruido se lleva a cabo con medidores de sonido instalados en puntos estratégicos de las rutas aéreas de salida y llegada a Barajas. Estos aparatos se mantienen activos las 24 horas del día.

El procedimiento que se seguirá ahora es notificar los expedientes a las compañías aéreas. Éstas podrán solicitar las remisiones de las pruebas de haber sobrepasado el nivel sonoro o alegar directamente. Tras estudiar los recursos, el ministerio dictará una resolución contra la que se podrá alegar de nuevo. "Esperamos que los 12 expedientes estén resueltos entre enero y marzo del 2000", señaló el portavoz de Fomento.

Falta de consenso

Los pilotos arremetieron ayer contra Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), al que acusaron de ser el culpable de los niveles de ruido y de las consiguientes sanciones. Un portavoz del sindicato de pilotos (Sepla) se quejó de que resulta muy fácil superar los límites acústicos de Barajas, porque las rutas aéreas "no se han configurado con el consenso y la opinión de todos los sectores implicados en la aviación".

Los pilotos aseguran que el despegue manual (el que suele generar mayores ruidos, sobre todo, por la noche) es "difícil de llevar a cabo con las medidas que ha marcado AENA". "Además son rutas muy nuevas y que se están cambiando cada poco tiempo. Cuando uno quiere aprenderlas, las varían de nuevo. Resulta casi imposible respetar esas condiciones, dificultan mucho el despegue", señaló el citado portavoz del Sepla.

A partir del 2000, las infracciones de los límites sonoros se endurecerán. El Ministerio de Fomento ha propuesto en la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos Generales del próximo año modificar el procedimiento sancionador en materia de ruido. Las infracciones por superar las cotas establecidas se sancionarán con multas de hasta diez millones de pesetas. Además cada aeropuerto dispondrá de una norma propia sobre aterrizaje y despegue,en función de sus características.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 1999

Más información

  • Las naves superaron los límites acústicos del aeropuerto de Barajas