Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jospin anuncia sanciones contra los "despidos abusivos" de las empresas

El primer ministro francés, el socialista Lionel Jospin, anunció ayer medidas para luchar contra los "despidos económicos abusivos", dos semanas después de haber admitido la impotencia de su Gobierno frente al plan de Michelin de suprimir 7.500 puestos de trabajo en Europa. Además, Jospin anunció que el nuevo plan fiscal eliminará las deudas de los parados más endeudados, medida que afectaría a unos 230.000 desempleados.

Lionel Jospin se aplicó a fondo a la tarea de borrar la imagen de impotencia gubernamental acuñada días atrás frente al propósito de la multinacional Michelin de eliminar 7.500 puestos de trabajo en toda Europa. Al contrario que en su pasada intervención televisiva -en la que por toda respuesta al problema invitó a los trabajadores a movilizarse-, el primer ministro francés declaró ayer abiertamente la guerra a los despidos económicamente injustificados y al empleo precario y anunció un plan de sanciones. Además, Jospin anunció que el nuevo plan fiscal eliminará la deuda de los parados más endeudados. La medida afectará a unos 230.000 desempleados.Dolido con las críticas, preocupado por el efecto descorazonador que sus palabras provocaron en el conjunto de "la izquierda plural", Jospin aprovechó las jornadas parlamentarias socialistas de Estrasburgo para rectificar y recuperar el crédito perdido.

Además de responder al discutido comportamiento de Michelin, empresa que a juzgar por sus resultados goza de excelente salud económica, Jospin desgranó una abultada batería de medidas de amplio espectro que viene a constituir el programa gubernamental para la "segunda fase" de su mandato. "Los abusos existen y hay que hacerles frente", señaló. "El Estado debe dotarse de nuevos instrumentos de regulación adoptados a la realidad del capitalismo de hoy".

Sin citar a ninguna compañía, Jospin proclamó que el Gobierno no subvencionará con fondos públicos las prejubilaciones decididas por empresas que cuentan con "importantes beneficios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 1999

Más información

  • El Ejecutivo francés trata de impedir ajustes como el de Michelin